Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Gobierno arma una mesa con sindicatos y empresarios para monitorear obra pública

El Ejecutivo organizó una mesa para revisar tiempos y áreas flojas con la intención que las 238 licitaciones de este año hagan florecer al sector frente la sequía de los privados

El Gobierno arma una mesa con sindicatos y empresarios para monitorear obra pública

El Gobierno sigue buscando brotes verdes y decidió ajustar al sector de la construcción para mostrar rápidamente progreso. Con la mente puesta en 2017, se reunieron ayer el secretario de Obras Públicas, Daniel Chain; el ministro de Trabajo, Jorge Triaca; el de Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio, el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y el subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal, Ricardo Delgado, por el lado del gobierno; por los privados el titular de la Cámara Argentina de la Construcción, Juan Chediack, y el titular de la Uocra, Gerardo Martínez, por el sindicalismo.


La mesa que será coordinada por Delgado se reunirá cada 15 días para realizar "un seguimiento y monitoreo" de la construcción pública y privada. "La idea es conformar una mesa de infraestructura, por eso estuvieron presentes Quintana y Triaca. Vamos a forjar una agenda del sector, buscando incentivar la inversión privada", explicó Delgado a El Cronista.


La obra pública representa el 30% de la construcción; el resto es privado y ahí vemos que hay más inconvenientes. Por supuesto, está el crédito hipotecario y cómo hacemos para dinamizarlo. Nosotros entendemos que hay mecanismos de fondeo que crecieron, como por ejemplo las UVIS, pero también observamos que hay cierta mora ahí", agregó el economista.


Delgado se mostró optimista respecto de lo que viene y aseguró que en "enero o febrero ya vamos a ver florecer nuestros propios brotes verdes, en especial en lo que tiene que ver con las obras de Aysa y Viviendas que son dos de nuestros tópicos más importantes".


Otra fuente de la Casa Rosada también explicaba que la intención de la mesa es "revisar los tiempos, las áreas flojas, apurar lo pendiente hasta fin de año, y tener todo aceitado para salir muy fuerte en enero". La expectativa del funcionario de la secretaria de obra pública tiene que ver con el proceso propio de las obras y las licitaciones que no se pudieron ver este año por, lo que repiten la mayoría de los funcionarios del área, la falta de llamados para obras durante 2015.


"No tenemos un número claro, pero el año pasado fue el de mayor cantidad de licitaciones de los últimos 50 años, y desde octubre hasta diciembre no realizaron ningún llamado a licitación. Esto rompió la rueda, mucho más que los casos de corrupción o la readecuación de precios porque no se podían hacer obras porque nunca habían sido licitadas", explicó una fuente del Ministerio de Interior y Obras Públicas encargada de hacer el seguimiento.


Según datos a los que pudo acceder este diario, hasta el 23 de noviembre el gobierno nacional en sus diferentes áreas relacionadas con el plan de infraestructura llevaban 238 licitaciones publicadas por un monto de $ 31.769.738.928,46. Es decir, un poco menos de una licitación por día laboral.


Y ya está en proceso de ejecución obras por $ 160 millones que en los primeros meses del año que viene mostrarán resultados. Una de las principales obras que se espera que arranque con fuerza en los primeros meses de 2017 son las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, en la provincia de Santa Cruz.


Pero lo importante es lo que suceda con el sector privado. Hace menos de diez días el titular de la Uocra aseguraba que la caída del empleo en el último año en ese sector afecta a unas 90.000 personas entre trabajadores vinculados al rubro de forma directa y pequeños emprendedores.


Desde el Ejecutivo explicaron que "queremos saber que es lo que está pasando que no arranca. Si no levanta ese 70% va ser complicado". Una parte de esto quizás se explique en los créditos hipotecarios, por lo que se espera que se sumen la banca privada y la pública en el corto plazo.


Por su parte, Juan Chediack, titular de la Cámara que agrupa a las constructoras justificó el parate en Radio Belgrano "la construcción privada no ha reactivado de una forma importante, el inversor está acostumbrado a moverse en dólares y le cuesta cambiar dólar para meterlo en ladrillo, pero hay brotes verdes con los créditos a largo plazo del Banco Nación".


Por la tarde también se reunió la Comisión de Control de la Obra Pública formada por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y su par de Energía, Juan José Aranguren, y los senadores Roberto Basualdo y, Carlos "Camau" Espínola.