Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno admitió que la reforma electoral no estaría lista para el 2017

El ministro Frigerio ratificó que impulsan la boleta electrónica para 2017, aunque no se aplicaría a todo el país. Adrían Pérez dijo que "está verde" un ente autárquico electoral

En busca del guiño del Poder Judicial, el Gobierno puso paños fríos a la reforma electoral durante un seminario que organizó la Cámara Nacional Electoral (CNE). Por un lado, el oficialismo aceptó en voz baja que sólo algunas provincias votarían con boleta electrónica en 2017, a pesar de que Mauricio Macri prometió que el nuevo sistema alcanzaría a todo el país ese año. Por el otro, el Gobierno admitió que la creación de un órgano electoral autárquico podría postergarse para 2019, en línea con el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, que pidió "gradualismo".
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, llegó al Hotel Meliá con el secretario de Asuntos Políticos y Fortalecimiento Institucional, Adrián Pérez, en una muestra del interés que tiene el Ejecutivo en sumar el apoyo del Poder Judicial para jubilar la boleta de papel. Al abrir el encuentro "Evaluación de los procesos electorales y propuestas para su perfeccionamiento", Frigerio sostuvo que la intención del Gobierno es "aplicar la boleta electrónica en las elecciones legislativas de 2017". A su lado, el presidente de la CNE, Alberto Dalla Vía, quien firmó varias acordadas a favor de una reforma en el sistema de votación, asentía.
Luego, desde el oficialismo explicaron en off que preparan un borrador de reforma electoral que fijaría un tope de provincias que en 2017 usará la boleta electrónica. La Casa Rosada daría un primer paso en las elecciones legislativas del año próximo en los distritos que ya usaron el novedoso sistema como Capital y Salta. A esta lista se suma Mendoza, que por ley, deberá tener la mitad de las mesas con boleta electrónica y podrían sumar a la provincia de Buenos Aires. "Está muy jodido implementar la boleta electrónica en el interior del país para 2017", aseveraron desde Cambiemos.
En su panel, Frigerio también promovió que "el poder político de turno no sea el que controle los comicios", en alusión a la Dirección Nacional Electoral (DINE), y propuso crear un ente autárquico. Más tarde, en su panel, Adrián Pérez reconoció que hay "discusión por las diferentes posturas" ante el impulso de un nuevo organismo y dijo que la decisión al respecto aún "está verde (sic)" por lo que "puede decidirse en 2019". Ese punto es muy resistido por la CNE, que controla las elecciones y teme quedar debilitado ante este nuevo organismo, así como fue perjudicado en 2009 cuando el Gobierno de Cristina Fernández le transfirió competencias judiciales a la DINE. La Justicia recibió el respaldo de un orador principal en el seminario: el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, planteó que "no hace falta crear estructuras nuevas", mientras explicaba que su provincia fue la primera en adoptar la Boleta Electrónica.
En el cierre, el juez Lorenzetti le marcó el ritmo a la iniciativa oficial y dijo que está "muy de acuerdo con el gradualismo" para realizar una reforma electoral. Ante los funcionarios Pérez, Ezequiel Fernández Langan (subsecretario de Asuntos Electorales) y Julio Postiglioni (subsecretario de Asuntos Políticos), Lorenzetti destacó los intentos del Gobierno en mejorar el sistema de votación pero le pidió explicar "cuál es la dirección" de la reforma electoral y dijo que el Poder Judicial "puede hacerse cargo" también del escrutinio provisorio.
Desde el oficialismo también promovieron simplificar el calendario electoral con dos fechas alternativas, luego de un 2015 con el proceso electoral más largo desde la vuelta a la democracia (52 elecciones). Ese punto, admiten en el Gobierno, quedará pendiente al diálogo con los gobernadores y los distintos partidos políticos, que ayer tuvieron representantes, como el senador provincial Sebastián Galmarini (Frente Renovador), el apoderado del Partido Justicialista, Jorge Landau, y la radical Carla Carrizo.