Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Gobierno admite caída de 3% en producción, pero reconoce mejora en autos

El Gobierno admite caída de 3% en producción, pero reconoce mejora en autos

En un desayuno organizado por varias cámaras de comercio extranjeras, con el ministro de Producción, Francisco Cabrera, el secretario de Industria, Martín Etchegoyen, reconoció que "la actividad industrial está ralentizada. En marzo y abril hubo una caída de la producción de 3% si no se excluye molienda y un poco mayor, si se excluye", precisó.


Para Etchegoyen, "influye Brasil, por su crisis política y económica, ya que parte muy importante de las exportaciones industriales van a ese país". Fue optimista en materia de industria automotriz, al afirmar que "el mercado interno va muy bien, ha aumentado el patentamiento y se detuvo la caída de la producción".


AmCham –la Cámara de Comercio de Estados Unidos–, junto a la Cámara de Comercio Argentino-Británica (CCAB) y la Cámara de Comercio Argentino-Canadiense (CCAC) compartieron ayer un desayuno de trabajo con Cabrera, quien se refirió a la necesidad de crear empleo.


"No hay demanda de empleo", dijo Cabrera, aunque en un aparte con periodistas minutos después del desayuno relativizó sus dichos y aclaró que no es un problema de este Gobierno y ni siquiera del anterior, si no que es un problema de "calidad de empleo" en el país.


"La Argentina tiene un problema estructural: es la falta de demanda de empleo", ya que "hay mucho empleo informal" y "la única forma de que haya más demanda de empleo es con inversiones", expresó. De todos modos, sostuvo que "ya se están generando empleos" y señaló que "el sector de la construcción fue el único que destruyó empleo en estos meses por la paralización de la obra pública", pero que "el empleo formal privado no sólo no ha disminuido, sino que ha aumentado" y "no hay una crisis de empleo en absoluto".


Del encuentro participaron más de 200 dirigentes y empresarios asociados a las 3 cámaras, quienes compartieron de primera mano los principales objetivos con el equipo del Ministerio de Producción, ya que también estaban presentes Miguel Braun, secretario de Comercio; Etchegoyen, secretario de Industria y de Servicios de valor agregado, y Carolina Castro, subsecretaría Pyme.


El ministro comenzó describiendo que "todo tiene que ver con el plan de normalización de la macroeconomía", para continuar diciendo que "el plan financiero del Gobierno está mucho más sólido" y confió que "con un Banco Central disciplinado, para fin de año, la inflación va a ser un tema del pasado". Para ello, se la está "combatiendo de manera disciplinada, ordenada, y profesional".


De todos modos, señaló que "estamos trabajando en hacer un registro de empresas electrointensivas para armar un paquete de alivio para sus costos", afectados por el incremento de las tarifas eléctricas. Luego relató los planes de obras de infraestructura con los que espera que las constructoras creen el año que viene 200.000 empleos, en rutas, trenes, puertos e hidrovías, entre otras.