Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Fondo celebró las políticas de Macri, pero empeoró su pronóstico para la Argentina

Hoy divulgó un nuevo informe sobre América Latina. De la Argentina, dice que inició una transición para corregir sus “desequilibrios económicos” y que eso mejoró las perspectivas. Pero prevé que este año el PBI se contraerá un 1%.

El Fondo celebró las políticas de Macri, pero empeoró su pronóstico para la Argentina

El Fondo Monetario Internacional (FMI) rescató las políticas económicas con las que, dice, el gobierno de Mauricio Macri inició “una importante transición para corregir desequilibrios y distorsiones microeconómicas”, pero, al mismo tiempo, empeoró su pronóstico para la Argentina para este año.

Mientras en Davos Macri y su ministro de Finanzas, Alfonso Prat Gay, ratificaban que la Argentina cumplirá completo el artículo cuatro del reglamento del FMI, le facilitará al organismo toda la información que requiera y divulgará los reportes – una información que, se encargaron de resaltar, el Gobierno de Cristina Kirchner recibía pero no publicaba-, el organismo dio a conocer en Washington un nuevo informe que revisa las proyecciones para América Latina con más pesimismo que en el pasado y con una contracción -la segunda consecutiva-proyectada del 0,3%  para este año.

El crecimiento de la región, apuntó al presentar el reporte el economista jefe para América Latina, Alejandro Werner, se mantendrá a “paso lento durante un período prolongado”, debido a retos políticos y macroeconómicos en varios países, sobre todo en Sudamérica. “En general –agregó-, para el mediano plazo se prevé que el crecimiento  se mantenga débil, lo cual subraya la importancia de resolver los retos internos”.

Específicamente sobre la Argentina, el informe, titulado “América Latina y el Caribe en 2016: Ajustándose a una realidad más dura”, dice que los cambios en las políticas económicas “ha mejorado las perspectivas de mediano plazo” pero “es probable que el ajuste genere una leve recesión en 2016”. Y revisa el pronóstico para este año desde un – 0,7% a un -1%.

En cuanto a América Latina, el FMI considera que “sigue siendo particularmente vulnerable a una  desaceleración mayor que la prevista en China -uno de los más importantes socios comercial para la región-y a nuevas caídas de los precios de las materias primas”.

Las principales preocupaciones del FMI se concentran fundamentalmente en dos economías sudamericanas: Brasil, un  gigante que cerró 2015 en retroceso de 3,8% y caerá 3,5% en 2016, y Venezuela, que sufrió una caída de 10% el año pasado y en 2016  tendrá una recesión que el FMI estimó en 8%.

Del otro lado, Colombia, México, Perú y Chile se incluyen entre los que han hecho buena letra en 2015 y deberán mantenerse en esa  tendencia en 2016, con crecimientos previstos del 2,7%; 2,6%; 3,3% y 2,1%, respectivamente. Los pronósticos son aún más optimistas para el conjunto de naciones de América Central (4,2%) y las del Caribe (3,9%).

Fuente: AGENCIAS