Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El FMI respaldó el “gradualismo fiscal”

El FMI respaldó el “gradualismo fiscal”

La participación en el Foro de Davos del subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, David Lipton, fue todo un dato para los que siguen los zigzagueos de la relación entre la Argentina y el FMI. Hacía más de diez años que una autoridad del organismo no visitaba Buenos Aires, desde que Néstor Kirchner había decidido no renovar el acuerdo vigente y puso punto final a la relación. Ayer, el visitante coincidió en un panel con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, momento que aprovechó para expresar un apoyo público a la estrategia fiscal del Gobierno, pero acompañada con una tenue advertencia para el mediano plazo.

“Creo que el enfoque gradual monetario y fiscal es el correcto”, dijo en alusión al camino elegido por la gestión Macri. Aunque luego subrayó que será necesario hacer “espacio fiscal” para poder orientar el gasto hacia los rubros más necesarios para el desarrollo, como la infraestructura y la educación. El funcionario del Fondo remarcó, en forma indirecta, que al Estado le convendría que los aumentos futuros del Presupuesto se financien con una redistribución de recursos, no con una suba real del gasto.

Dujovne, a su turno, dijo que bajar el déficit fiscal “es un compromiso no negociable”, ya que “el gradualismo fiscal no es un eslogan, es una estrategia”.

El ministro adelantó que la meta fiscal del primer trimestre ya fue cumplida (aunque esto se conocerá más a fin de mes) y que ya tiene bastante avanzado el proyecto de reforma tributaria, que de todos modos irá al Congreso después de que se realicen las elecciones de octubre. Este proyecto se complementará con la nueva Ley de Responsabilidad Fiscal, que traducirá el compromiso de las provincias de no crear nuevos impuestos ni subir el gasto.