Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El FMI, más pesimista, espera que Argentina crezca un magro 2,2% este año

Mientras que el Gobierno espera que la economía crezca un 3,5% este año, para el FMI la expansión será de sólo 2,2%. Puso en duda también cumplir meta de inflación

El FMI, más pesimista, espera que Argentina crezca un magro 2,2% este año

El Fondo Monetario Internacional (FMI) plasmó en números ayer lo que días atrás había expresado sobre la Argentina. Mientras la semana pasada sostuvo una expectativa más pesimista sobre el crecimiento del país, en el informe "Perspectivas para América latina y el Caribe difundido ayer dijo que la expansión será de 2,2% este año, por debajo de la estimación de 2,7% emitida en octubre.

La expectativa de crecimiento para el año próximo del FMI también es más pesimista que la oficial.

Según consta en el Presupuesto, la expansión llegaría a 3,5% en 2017.

Sobre la inflación, si bien el organismo espera que "descienda considerablemente", aún así permanecerá "levemente por encima de la meta fijada por el banco central para 2017". El objetivo de la entidad monetaria conducida por Federico Sturzenegger es de entre 12% y 17% para este año.

"Debido a que en los dos últimos trimestres de 2016 el producto creció menos de lo pronosticado, las proyecciones de crecimiento del PIB para 2016 y 2017 han sido revisadas a la baja, a -2,4% y 2,2%, respectivamente", puntualizó el organismo internacional en el documento firmado por Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo.

El organismo afirmó que el repunte del PBI se producirá a medida "que los mayores salarios en términos reales aviven el consumo, la mayor demanda externa estimule las exportaciones y la inversión pública aumente". También sostuvo que espera que los resultados "satisfactorios de la amnistía fiscal, estimulen en cierta medida la demanda interna y ayuden a cumplir las metas fiscales fijadas para 2016 y 2017".

Además, solicitó "continuidad del ajuste macroeconómico" y "avances en el fortalecimiento del marco institucional" para "propiciar un repunte de la inversión privada", junto "una reforma por el lado de la oferta para reconstruir las bases que permitan lograr un crecimiento más vigoroso, sostenido y equitativo".

"La continuidad del ajuste macroeconómico y los avances en el fortalecimiento del marco institucional ayudarán a apuntalar la confianza de los inversionistas en las metas fiscal y monetaria y a propiciar un repunte de la inversión privada", indicó el FMI. Al mismo tiempo, opinó que "es necesario impulsar una reforma en el lado de la oferta para reconstruir las bases que permitan lograr un crecimiento más vigoroso, sostenido y equitativo".

En el informe difundido ayer también se modificaron las perspectivas de crecimiento de toda la región.

De hecho, para América latina y el Caribe redujeron a 1,2% ante las dudas generadas por la presidencia de Estados Unidos de Donald Trump sobre México y la debilidad de Brasil.

Las nuevas proyecciones del Fondo revisan a la baja cuatro décimas la previsión de crecimiento para Latinoamérica de octubre pasado, después de la contracción del 0,7 % de 2016.

A juicio de Werner, el gran cambio en el panorama se produce en EE.UU., con la llegada de Trump y sus propuestas de expansión fiscal y proteccionismo comercial.

Brasil, principal socio comercial de la Argentina, registrará un leve regreso al crecimiento positivo, del 0,2% este año, tras dos años de profundas recesiones, aunque es tres décimas menos de lo anticipado en octubre.