Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Ejecutivo respaldó el "proceso institucional de Brasil" mientras Cristina denunció un "golpe"

Malcorra envió un comunicado

Malcorra envió un comunicado

El Gobierno sostuvo que "respeta el proceso institucional de Brasil", luego de que fuera destituida por el Senado de ese país la ahora ex presidenta Dilma Rousseff. De esta manera, volvió a diferenciarse del kirchnerismo, que a través de la ex presidenta Cristina Fernández condenó la destitución de la referente del PT brasileño, su ex aliada regional.

A diferencia de la mayoría de los comunicados de la Cancillería, esta vez la ministra Susana Malcorra se refirió a la posición del "Gobierno argentino". Una vez más, desde que comenzó el impeachment, el gobierno del presidente Mauricio Macri se mantuvo lejos de las condenas que lanzó el eje bolivariano y por el contrario difundió que el país "renueva su deseo de continuar trabajando con el Gobierno de Brasil para la resolución de los temas de mutuo interés".

Esta fue la única expresión oficial de la administración de Cambiemos sobre la situación política de Brasil, pero en off los funcionarios de Casa Rosada ven con buenos ojos la sucesión. "En los últimos meses generamos contacto con los funcionarios de Temer", advirtieron.

Hasta el momento se mantiene todavía en agenda la reunión entre el actual presidente Michel Temer y su canciller José Serra, en octubre, con Macri. Así, Argentina volvería a legitimar ante la mirada internacional la sucesión de Rousseff, tal como hizo en mayo, cuando Macri recibió a Serra, recién asumido en el Palacio de Itamaraty.

De hecho, aunque no habrá bilateral, el mandatario argentino se encontrará con su par Temer en la cumbre de presidentes del G20 que comenzará hoy en China.

Por su parte, la destitución de Rousseff dividió aguas otra vez entre el oficialismo y el kirchnerismo. Cristina Fernández respaldó a quien fuera su par de Brasil y denunció que se trató de un "golpe institucional". A través de su cuenta de Twitter, la ex mandataria agregó: "América del Sur otra vez laboratorio de la derecha más extrema. Nuestro corazón junto al pueblo brasileño, Dilma, Lula y los compañeros del PT". En esa línea, salió la bancada progresista del Parlasur, que dirige el ex canciller Jorge Taiana, quien mediante un comunicado denunció "el golpe a la democracia brasileña".