Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Ejecutivo negocia con bancos para tomar u$s 20.000 millones de deuda

El Gobierno buscará tomar nueva deuda en los próximos 10 días, en la previa a la asunción de Donald Trump al frente de Estados Unidos. Y si bien la emisión puede ir de los u$s 5000 millones a u$s 10.000 millones, fuentes oficiales no descartan que si las ofertas son satisfactorias, se tomen hasta u$s 20.000 millones o incluso un poco más.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, quien hoy retorna la actividad tras su descanso vacacional, había dicho que para 2017, la Argentina necesita de u$s 22.000 millones de nueva deuda y otros u$s 21.000 millones para renovar vencimientos.

Desde esa cartera se trabaja con los bancos con los que el Gobierno ya emitió deuda el año pasado y se analiza cuál es el mejor momento para salir al mercado. A fines de 2016, Caputo había dicho que la intención era salir "entre la segunda y tercera semana de enero", justamente esta y la próxima semana.

El apuro tiene una razón fundamental: el próximo viernes 20 asume Trump la presidencia de EE.UU. y la mayoría de los analistas cree que salir a endeudarse luego de esa ceremonia será más caro para el país.

Caputo indicó que en la actualidad se están en los "mismos niveles de sobretasa" respecto de la de Estados Unidos que antes de las elecciones que consagraron a Trump.

Si bien la idea original en Finanzas era emitir por hasta

u$s 10.000 millones, fuentes oficiales indicaron que la operatoria podría duplicarse si las tasas ofrecidas son convenientes para la Argentina.

El funcionario adelantó que el monto de la emisión de deuda "será en función de la demanda, de la (menor) tasa que obtengamos y que se colocarán "diferentes bonos, no uno solo", para atraer a la mayor cantidad de inversores posibles.

En ese orden, la cartera de Finanzas adelantó al semana pasada que las colocaciones incluirán Letras del Tesoro (Letes) a 90 días, la primera de las cuales operará este jueves.