El Cronista con Jorge Argüello: "Esperamos que Biden mantenga las condiciones propicias para lograr un acuerdo con el FMI"

El representante argentino en Washington analiza el desenlace de la carrera presidencial y el escenario que se abre desde enero bajo el liderazgo del demócrata.

El presidente Alberto Fernández celebra que Joe Biden haya ganado la carrera presidencial en los Estados Unidos. Espera que su gestión vuelva a poner a Estados Unidos en el tablero internacional como un actor clave para resolver los desafíos vigentes y de ese modo rompa con la política aislacionista y confrontativa del republicano Donald Trump

Las similitudes que encuentran ambos gobiernos podrían redundar en una mejora del clima político y a su vez propender a resolver asuntos con incidencia en la economía local, como el desbalance del comercio y la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario, según lo analiza el embajador argentino en Washington, Jorge Argüello, en una charla con El Cronista a solo 24 horas de conocerse el desenlace de la elección.

- ¿Con qué expectativa asume el Gobierno el recambio presidencial en los Estados Unidos?

- Primero que nada, hay que observar que el Gobierno del presidente Alberto Fernández ha tenido una buena calidad de diálogo con la administración Trump. En verdad, hemos tenido contacto a todos los niveles, pese a las dificultades que supuso la pandemia. Dicho esto, el Presidente tiene la expectativa de mantener esta calidad de diálogo, e incluso mejorarla, y hay condiciones objetivas para ello. Esta suerte de regreso anunciado de los Estados Unidos al esquema de trabajo multilateral es muy beneficioso para países medios como el nuestro, que necesitan de las plataformas multilaterales para evitar que el peso de las naciones más poderosas se imponga sobre ellos.

- ¿Hay expectativa de resolver al disputa por el biodiesel?

- La decisión de trabar las exportaciones ocurrió a instancias del presidente Trump, pero durante la gestión de Macri. Durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se abrió este mercado que llegó a facturar u$s 1600 millones en 2016, con un promedio de u$s 1200 millones anuales. En 2018, Trump le comunicó a Macri que cerraba ese mercado, y obviamente lo hizo con la imposición de aranceles desmesurados que hicieron imposible cualquier ecuación económica.

Una de las prioridades que me encomendó el presidente a mi llegada a Washington fue trabajar para generar condiciones propicias para la reapertura de ese mercado, y en ese sentido tuve reuniones con el secretario de Comercio, Wilbur Ross, tanto en su despacho como en la embajada, tras lo cual generamos un mecanismo con involucramiento de ambas administraciones y también las cámaras. Esperamos empezar a ver cumplido el objetivo de reabrir este mercado que fue cerrado hace dos años.

-¿Cuál es la situación de la Argentina en el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP)?

-El SGP está en proceso de revisión; obviamente, vengo realizando gestiones y voy a continuar con la próxima administración de cara a mantener a la Argentina en este programa que actualmente beneficia la exportación de unos 450 productos. Deseamos mantener el beneficio y esperamos a continuar dentro de este esquema.

Ahora bien, la Argentina fue excluida del SGP en 2012, durante la administración Obama, porque había una cantidad de juicios que se habían perdido y no se habían canalizado a través del Ciadi. La Argentina reingresó en 2017, y siendo que el frente judicial ha sido resuelto y hemos logrado ponernos de acuerdo con los acreedores privados, ahora nos toca resolver el resto de la deuda heredada de la gestión Macri.

-¿Imagina un mejor entedimiento con los representantes de Biden en el Fondo Monetario?

-Hace pocas semanas recibimos una visita exploratoria del Fondo, con el viaje de dos importantes funcionarios de la gestión Georgieva, y esta semana empieza la misión negociadora. Somos optimistas y tenemos la expectativa de que esta administración mantenga las condiciones propicias para lograr un entendimiento por el problema de la deuda, para que sea renegociada de un modo sustentable y que no conspire con la necesidad de crecimiento.

¿La pandemia y la similitud de abordaje de ambos presidentes puede generar nuevos escenarios de cooperación entre países?

Tenemos la expectativa de una buena comunicación entre los dos presidentes, y esperamos que así sea.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios