HOY KICILLOF BUSCAR EN LA OEA M S APOYO INTERNACIONAL CONTRA LOS FONDOS BUITRE

El Bank of New York alertó a Griesa que se expone a juicios por no pagar los bonos

Argentina quiere sumar presión para flexibilizar a Griesa y los holdouts, que insistieron en negociar cuanto antes. BONY y Euroclear enviaron escritos al juez para liberar pagos

El ministro de Economía, Axel Kicillof, disertará hoy ante los cancilleres de los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), como parte de la estrategia de presión internacional que lleva adelante el Gobierno en el litigio contra los fondos buitre.


Al mismo tiempo, el Bank of New York (BONY), agente fiduciario del país, y la agencia de clearing europea Euroclear pidieron al juez de Nueva York Thomas Griesa que clarifique la orden de no pagar a los bonistas del canje, luego de que el magistrado ordenara a la entidad financiera devolver a Argentina los u$s 539 millones que el país depositó para cumplir con los vencimientos del pasado lunes 30. El BONY, presionado por Argentina por eventual incumplimiento de contrato, alertó al juez que se expone a juicios por parte de los tenedores de títulos reestructurados por no girar el dinero.


Así, el Gobierno espera llegar a la reunión del próximo lunes con el mediador Daniel Pollack y los representantes de los fondos buitre con una suma de presiones para agilizar los pagos y dilatar las negociaciones hasta el año entrante, cuando venza la cláusula RUFO de la deuda reestructurada que impide al país pagar a los litigantes una oferta superior a la del canje.


Jay Newman, administrador de carteras de Ellioit, la firma de Paul Singer que controla NML Capital, dijo ayer que están preparados para negociar con Kicillof hoy mismo en Washington. Newman celebró que Argentina haya acordado reunirse con el mediador Pollack el próximo lunes, pero agregó: Estamos listos para encontrarnos con el ministro Kicillof durante su visita a Washington esta semana y a negociar sin precondiciones.


Según supo El Cronista, Kicillof contempló la posibilidad de reunirse hoy mismo con los litigantes, que tienen a su favor una sentencia por u$s 1.330 millones que Argentina debe saldar antes del próximo pago de deuda. Pero hacerlo, le recomendaron los abogados, significaría desconocer al mediador.


Los holdouts están dispuestos a recibir un pago en efectivo y bonos, pero no aceptarían quitas. Por eso propusieron un acuerdo similar a los alcanzados con Repsol y el Club de París. Argentina todavía no ofertó otra cosa que la reapertura del canje. Se especula con el ofrecimiento de un pago en efectivo como garantía para negociar una vez que caiga la cláusula RUFO.


Mientras tanto, la presión avanza. El G77 de la ONU, la Unasur, el Mercosur y hasta el Banco del Sur respaldaron al país. También lo hicieron los miembros de la OEA el lunes, al aprobar escuchar hoy a Kicillof y al canciller Héctor Timerman. Esa estrategia no es compartida por Estados Unidos, que pidió respetar la independencia poderes de su país. Esperamos que la Argentina logre una solución definitiva con los acreedores que no ingresaron al canje, declaró ayer el encargado de Negocios de la embajada estadounidense en Buenos Aires, Kevin Sullivan, según el portal Infobae. Soy positivo sobre que las partes van a encontrar una solución, agregó.
En paralelo, los perjudicados por la orden de Griesa de no pagar a los bonistas del canje se movieron. El BONY le dijo al juez que al devolver el dinero a Argentina, como exigió el magistrado, el fiduciario se expondría a riesgos de juicios (aunque infundados), sobre todo fuera de Estados Unidos.


El BONY es presionado por bonistas y por Argentina para pagar. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, repitió ayer que el país podría cambiar de banco por el incumplimiento contractual.

Tags relacionados