Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El BID otorgó un préstamo de u$s 40 millones para el túnel Agua Negra

Se convertiría en el último tramo de una nueva ruta comercial bioceánica entre Chile, Argentina y Brasil.

El BID otorgó un préstamo de u$s 40 millones para el túnel Agua Negra

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) asistirá financieramente con un préstamo de u$s 40 millones a los gobiernos de Argentina y Chile para el Programa de Estructuración del Túnel Internacional Paso de Agua Negra (PETAN).

El túnel se convertiría en el último tramo de una nueva ruta comercial bioceánica entre Chile, Argentina y Brasil. Al conectarse el paso entre la provincia de San Juan y la provincia chilena de Coquimbo, este nuevo corredor internacional facilitará la integración de infraestructura comercial de la región.

“Las condiciones actuales del paso fronterizo de Agua Negra, que cuenta con un tráfico anual de entre 8.000 y 10.500 vehículos, no es óptimo para la circulación del transporte de carga”, indicaron desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas.

En ese sentido, agregaron que entre los meses de mayo y octubre el paso permanece cerrado por nevadas estacionales.

“Estas condiciones climáticas también afectan el paso principal del Cristo Redentor, que cierra entre 30 y 40 días anualmente con costos de u$s 1,5 millones por día”, explicaron.

Desde la cartera que encabeza Alfonso Prat-Gay sostuvieron que “la construcción del túnel de Agua Negra constituirá una alternativa estratégica para mitigar las dificultades climáticas actuales (y sus costos), y consecuentemente mejorar la seguridad vial”.

Por otra parte, una serie de estudios de viabilidad fronteriza concluyeron que el túnel fortalecerá la integración estratégica de la infraestructura comercial regional al permitir la circulación de camiones de cargas y al reducir la longitud y el y tiempo de cruce en 40 km y tres horas, respectivamente.

“Entre los beneficios de la iniciativa, se encuentran una mayor integración económica del Mercosur y Chile, y la consecuente extensión de relaciones comerciales con Asia por medio de puertos chilenos en el océano Pacífico”, afirmaron.

En tanto, detallaron que el financiamiento por u$s 40 millones se efectúa en dos préstamos de la mitad del total para cada país, con un período de ejecución de dos años. Una vez concretado, el programa se convertirá en el primero de una serie de préstamos vinculados a la obra, cuyos costos se estiman en u$s 1.500 millones con un plazo de ejecución de 8 años y medio en total.

Además de la asistencia financiera, el PETAN proveerá a ambos Estados de apoyo técnico, ambiental e institucional, así como también asesoría en materia legal y de la ingeniería final del túnel.