Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

El BCRA y la tasa: qué prevén los analistas y los efectos de un eventual recorte

El próximo miércoles el BCRA decidirá si modificará o no la tasa de referencia y la consultora Ecolatina sopesó los posibles caminos a seguir. Sturzenegger aplicó rebajas en las dos intervenciones que tuvieron lugar en enero.

El BCRA y la tasa: qué prevén los analistas y los efectos de un eventual recorte

El Banco Central (BCRA) actualizará el próximo miércoles su tasa de interés de referencia, hoy en 27,25 por ciento, y, ante la tendencia alcista del dólar y las turbulencias del mercado financiero, no hay un pronóstico claro del accionar de la autoridad monetaria. No obstante, analistas estudian cuál puede llegar a ser el camino elegido por Federico Sturzenegger, que en todas sus intervenciones se inclinó por el recorte del indicador.

Un informe de la consultora Ecolatina sopesó las posibilidades que tiene el BCRA a su mano, luego del cambio en las metas de inflación del 28 de diciembre que lo llevó a "relajar" su política de tasas que llevó a una caída del rendimiento de las colocaciones en pesos y que llevó a que la divisa norteamericana salte más de 13% en los últimos 45 días.

"Si bien el aumento de la demanda de dólares era esperable, no lo era en semejante magnitud. De este modo, la acelerada depreciación del peso encendió señales de alerta en los agentes económicos. Temiendo un rebrote inflacionario, el Banco Nación intervino en el mercado de cambios al cierre de enero, evitando que la divisa norteamericana toque los $ 20. La actitud activa del sector público apaciguó al mercado cambiario, hasta la aparición de turbulencias en el mercado financiero global", sostuvo Ecolatina.

Cuál es el mejor camino para el Central

Ecolatina sostiene que el Central no debería rebajar la tasa, ya que la escalada del dólar, que superó los $ 20, y la caída del mercado bursátil a partir de una suba de la tasa del Tesoro estadounidense impusieron un clima de incertidumbre entre los agentes económicos.

En ese sentido, la consultora tampoco recomienda el endurecimiento de la política monetaria, debido a que el BCRA se sumergiría en "demasiadas marchas y contramarchas", por lo que espera que Sturzenegger mantenga la tasa en el mismo nivel y actuar en forma "contra-cíclica".

"Por lo tanto, en este momento de agitación local e internacional, mantener la tasa constante (en 27,25%) se presenta como la decisión más prudente: aportar estabilidad en momentos de incertidumbre. Actuar en forma contra-cíclica suele ser la mejor opción", indicó Ecolatina.

Los efectos del cambio de metas

Según la consultora, la principal consecuencia del cambio de meta a corto plazo fue un nuevo equilibrio de “dólar más caro y tasa más barata”. "Conforme a nuestro análisis, este nuevo mix se ajusta mejor a la realidad económica argentina", afirmó.

El estudio destacó que un tipo de cambio más competitivo impacta "positivamente" en el saldo comercial, a partir del encarecimiento relativo de los bienes y servicios del exterior y el abaratamiento de los locales. "En el marco de un creciente pago de intereses en moneda extranjera, desacelerar la sangría de divisas comerciales cumple un rol fundamental para evitar que el proceso de recuperación choque contra la restricción externa", resaltó.

Además, el informe descartó que la escasez de divisas represente un problema de corto plazo "porque hay fluido acceso al mercado financiero y un stock de deuda pública y externa manejable", siempre y cuando no se profundice la "volatilidad" del mercado financiero mundial.

Por otro lado, Ecolatina señaló que una tasa de interés local más baja "le imprimirá dinamismo a la economía", dado que acotar el rendimiento financiero de las colocaciones en moneda doméstica "alienta las inversiones productivas". 

"En un momento donde la recuperación de la actividad daba las primeras señales de desaceleración, promover los gastos en maquinaria y equipos durables luce acertado. En la misma línea operaría una eventual caída en el costo de financiamiento del consumo, pero ésta todavía no ha ocurrido", remarcó.

Sin embargo, el estudio manifiesta que las consecuencias del nuevo equilibrio también tienen su contracara negativa al "alimentar la inflación y atentar contra el consumo". "En la misma línea, dado que nos hallamos en la previa del proceso paritario, este avance impactará en las demandas de recomposición salarial, elevando la puja distributiva", señalaron.