Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El 40% más pobre recibe sólo 20% de los subsidios de gas

El 40% más pobre recibe sólo 20% de los subsidios de gas

La Corte Suprema anuló ayer los aumentos de tarifas para el gas residencial que había aplicado el Gobierno, por lo que deberá seguir subsidiando las tarifas de gas. Sin embargo, la medida sostiene un esquema que beneficia a la población de mayores ingresos, porque el 37% de los subsidios de gas se reparte entre 20% más rico, según un informe del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (Cedlas).


El informe detalla que el quintil más bajo (20%) de la población se apropia sólo del 8% de los subsidios. "Los hogares más pobres tienden a vivir en áreas que no están conectadas a la red de gas", indica el informe, en base a datos de 2014. En tanto, la clase media (del quinto al octavo quintil) recibe el 42,6% de los subsidios.


En cambio, el Programa Hogar, para que los hogares de menores recursos reciban la garrafa a un precio económico, sí llega al quintil más bajo, que recibe el 50,5% de los subsidios, frente al 2,2% del quintil más alto.
La Corte anuló los aumentos hasta tanto no se cumpla con las audiencias públicas previas. Y se estima que una decisión similar tomará con las tarifas de electricidad.


Según el Cedlas, la distribución de los subsidios en el área de electricidad es un poco más equitativa: el 20% más rico obtiene el 23% de los subsidios y el 20% más pobre, el 16,8%. La clase media recibe el 40,9% de los subsidios en la factura de luz.


La Justicia retrotrajo los valores tarifarios a los valores previos al aumento y mantiene la tarifa social.
Para el Cedlas, "una tarifa social virtualmente eliminaría el subsidio, lo que sugiere que hay poca superposición entre la recepción de los programas sociales y el acceso a gas canalizado".


Pero recomendó "un mecanismo de focalización que sea diseñado cuidadosamente" para que la tarifa social sea más eficaz en la protección de los más pobres. "La tarifa social condicionada mejora la distribución del ingreso. La dirección es la indicada. Pero el tema es que hay que calibrar bien qué pasa con los que no están alcanzados por la tarifa social en los sectores medios bajos. Tiene un problema grande el que está al lado del último que recibe la tarifa social", dijo Jorge Puig, uno de los investigadores del trabajo.


El informe explica que la cobertura del quintil más pobre sigue siendo incompleta porque los programas sociales tales como la AUH o los del Ministerio de Trabajo, excluyen algunos grupos, como los monotributistas/autónomos, o informales y/o los trabajadores de bajos ingresos que no tienen niños en edad escolar.


"Hay mucho subsidio filtrado a los deciles altos. No tendría que haber subsidio en el 40% más rico. Tiene que haber una reasignación para sacar un porcentaje de los deciles altos para los deciles pobres", dijo Puig.