U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Ecolatina: el apretón monetario agudizará la recesión

Ecolatina: el apretón monetario agudizará la recesión

El elevado nivel de tasas de interés y el riguroso control de agregados monetarios paralizará la actividad económica y desalentará potenciales inversiones productivas, señaló un informe de la consultora Ecolatina, al tiempo que afirmó que las Leliq colocadas en bancos no tienen riesgo de generar uan nueva corrida cambiaria.

"Este nivel es insostenible en el corto plazo y ya está generando problemas en la cadena de pagos. Además, desalienta potenciales inversiones productivas y el consumo a plazo, a la par que le genera una pérdida patrimonial al Banco Central por el mayor pago de intereses", consideró.

Y explicó: "Restringir la oferta de pesos que pueden demandar dólares implicará también restringir la cantidad de pesos que pueden demandar cualquier mercancía, lo que limita la capacidad de inversión y consumo de empresas y hogares profundizando el deterioro de la actividad."

Además, la consultora prevé que el Banco Central, con su régimen de "emisión cero", logrará anclar el nivel nominal de la base monetaria y estabilizar tanto el tipo de cambio como la tasa de inflación, pero a costa de golpear la actividad económica.

"El Banco Central será capaz de anclar a la base monetaria en los niveles actuales, pero al costo de un alza muy pronunciada de la tasa de interés real (no necesariamente nominal, ya que la inflación esperada irá descendiendo empujada por la recesión). Este ajuste trasladará los problemas más acuciantes de la parte nominal (inflación y tipo de cambio) a la actividad y a la cadena de pagos."

No obstante, el informe de Ecolatina remarcó que el stock de Leliq no es una "bola de nieve" que pueda generar una nueva corrida cambiaria como cuando comenzó el desarme de Lebac en mayo, debido a que los tenedores de Leliq son entidades financieras que tienen su proporción de tenencias en dólares al tope.

"No estamos reemplazando una bola de nieve por otra. En primer lugar, porque el stock de ambas variables en moneda local se redujo 40% en dicho período; pero, fundamentalmente, por quiénes son los acreedores de los distintos títulos. Mientras que las Lebac estaban principalmente en manos del público en general e inversores externos, solo los bancos pueden acceder a las nuevas letras. Dado que las entidades financieras no pueden aumentar sus tenencias en moneda dura , las posibilidades de que esta bola de nieve desemboque en una nueva corrida cambiaria son mínimas", señaló.