Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Echegaray negó haber ordenado proteger la empresa de Báez

Echegaray negó haber ordenado proteger la empresa de Báez

Ricardo Echegaray negó ayer ante la Justicia haber protegido al detenido empresario Lázaro Báez, acusado de lavado de dinero. El ex jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en tiempos cristinistas y actual titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), se intentó desligar de esta causa paralela a la Ruta del Dinero K, en base a la disolución de la filial Bahía Blanca del organismo recaudador, que debía controlar una empresa ligada a la sospechada Austral Construcciones. Fue en medio del reclamo de Elisa Carrió por su cabeza.
"Echegaray demostró que la reformulación de la región Bahía Blanca respondió a un paro gremial local de la ciudad, que nada tuvo que ver con las fiscalizaciones llevadas adelante", explicó su abogado, León Carlos Arslanian, tras estar cinco horas en Comodoro Py, donde si bien presentó un escrito, aceptó responder preguntas.


"También dejo claro que sus facultades con organizativas y estratégicas, no tuvo incumbencia en el área operativa. Y que nunca dio una orden verbal, escrita, email o memo para no investigar", añadió el letrado defensor. Por lo que, en su presentación, Echegaray terminó deslindando las responsabilidades en el entonces titular de la DGI, Angel Toninelli, quien debe declarar hoy como imputado y el mismo que viajó en un vuelo junto a Martín Báez, hijo del empresario detenido. Echegaray había vaticinado: "Báez va a terminar preso". Y se cumplió.


"La AFIP que es una organización autárquica y de estructura matricial y funcionamiento desconcentrado, con más de 22 mil agentes y 2915 Jefaturas, donde sólo la DGI tiene más de 12.500 empleados", se habría desligado, según fuentes judiciales, el ex sabueso. El diario La Nación, que denunció el tema, informó que tanto desde la AFIP como desde el ente bonaerense ARBA enviaron alertas sobre la multimillonaria operatoria de facturas falsas en Bahía Blanca. De ahí, luego de una denuncia de Margarita Stolbizer, que la Justicia investiga si la AFIP protegió a empresas de Báez y a otras radicadas en esa ciudad, como Grupo Penta, Calvento y Constructora Patagónica Argentina, cuyas facturas habrían terminado en Austral Construcciones.


Justo ayer, la nueva AFIP bajo el comando de Alberto Abad denunció a 16 empresas del grupo de Báez por evadir aportes previsionales por un monto de $ 223 millones, al tiempo que solicitó el embargo preventivo de ese mismo monto.


La defensa de Echegaray viene sosteniendo que debía cerrarse la causa por un "incidente de falta de acción", ya que el ex jefe del ente recaudador fue sobreseído por el jubilado juez Norberto Oyarbide en diciembre, antes de cumplir con los requisitos y asumir como titular de la AGN. Pero Sebastián Casanello avanzó con la indagatoria por entender que no era la misma causa y ayer lo interrogó en calidad de sospechoso. No es la primera visita de Echegaray a Tribunales en el año. Hace once días, vio a Claudio Bonadio, que lo investiga por una denuncia de falso testimonio que impulsó el hoy ministro de Economía Alfonso Prat-Gay.