Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

EE.UU. y Argentina arrancan negociación para impulsar el comercio y las inversiones

Será un encuentro entre el ministro Cabrera y su par estadounidense, Penny Pritzker, en Washington. Lo adelantó su número dos, Stefan Selig, de visita en la Argentina

EE.UU. y Argentina arrancan negociación para impulsar el comercio y las inversiones

Tras el acuerdo marco firmado por el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y la secretaria de Comercio de los Estados Unidos, Penny Pritzker, durante la visita de Barack Obama en marzo pasado, los gobiernos de ambos países avanzan ahora en la puesta en práctica de ese gran convenio que buscará incrementar el comercio y las inversiones bilaterales. Con este objetivo es que visitó la Argentina el subsecretario de Comercio Internacional del Departamento de Comercio estadounidense, Stefan Selig, quien mantuvo encuentros con varios funcionarios de la administración de Mauricio Macri y con empresarios argentinos y de su país.

En un encuentro con algunos diarios, el funcionario se mostró muy entusiasta con las medidas que está llevando adelante la actual gestión y confiado en que alentarán importantes inversiones. Admitió que el proceso de recuperación del crecimiento en la Argentina "no será corto ni sencillo", pero que los desembolsos de las empresas extranjeras llegarán.

En este sentido, adelantó que comenzó a trabajar con las autoridades argentinas en la planificación de lo que será el comienzo formal del diálogo bilateral, previsto para septiembre. "El diálogo entre Cabrera y Pritzker comenzará en algún momento de la primavera en Washington, con el objetivo de promover el comercio, la industria y las inversiones tendientes a generar crecimiento económico y mayor competitividad", enfatizó Selig.

El funcionario especificó que para la Argentina el diálogo bilateral impulsará la recepción de más inversiones norteamericanas -hoy ya existen 400 empresas de ese origen en el país- y la apertura al mercado financiero internacional, mientras que para los Estados Unidos representará el fortalecimiento de la asociatividad con firmas locales.

Según remarcó el subsecretario, "la Argentina representa la tercera economía más grande de Latinoamérica, por lo que hay importantes oportunidades para los empresarios norteamericanos de tener mayor presencia en el país". Selig mencionó sectores donde se detectaron oportunidades de negocios, como el de la tecnología, maquinaria, insumos para la industria petrolera, agricultura, entre otros.

Los gobiernos también trabajarán en un acuerdo para facilitar el comercio, no sólo a nivel bilateral sino multilateral. "Este diálogo no es la única estrategia para profundizar el compromiso con la Argentina. Durante la estadía de Obama se firmó un acuerdo marco de comercio e inversiones que servirá como plataforma para alcanzar otros consensos en términos de acceso a mercados, protección a la propiedad intelectual y cuestiones de participación en la Organización Mundial de Comercio (OMC)", manifestó el funcionario de los EE.UU., quien además aclaró que estos avances dependerán de un trabajo muy cercano con el sector público y privado.

En materia de propiedad intelectual, Selig enfatizó que la defensa de esos derechos es fundamental para tener una economía de la innovación. "Nos interesa el crecimiento comercial y económico de la Argentina, por lo que hemos mencionado este tema con el Gobierno y creo que en las conversaciones que tuvi mos quedó comprendida la importancia de proteger la propiedad intelectual", afirmó el número dos de Pritzker.

Selig mantuvo reuniones con el secretario de Comercio, Miguel Braun; el ministro de Energía, Juan José Aranguren; el subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind; el viceministro de Hacienda y Finanzas, Pedro Lacoste, y funcionarios de Cancillería. Hoy será recibido por Cabrera. Del sector privado, mantuvo encuentros con los CEOs del grupo Pampa, Marcelo Mindlin, y de Techint, Paolo Rocca. También tenía en la agenda reuniones con directivos de Pegasus e YPF.

A su vez, mantuvo un encuentro ayer por la mañana con el directorio de la Cámara de Comercio norteamericana en la Argentina (Amcham), que se mostró entusiasmado con la visita de Selig y el positivo avance de las relaciones bilaterales y "reafirmó su compromiso con el desarrollo del país" y la promoción de las inversiones extranjeras directas. Además, los empresarios esperan que estos encuentros sean "una verdadera guía para lograr identificar temas clave de la agenda bilateral que promuevan un entorno de negocios sustentable", según dijo Amcham en un comunicado.

Respecto de las reuniones con Mindlin y Rocca, el funcionario de Obama señaló que hubo total coincidencia con los empresarios de que el camino hacia la recuperación de la Argentina no será corto ni sencillo, pero resaltó las fortalezas de la Argentina. En primer lugar, mencionó el alto nivel educativo de la sociedad; por otro lado, que tiene en la región dos claros ejemplos de éxito, como México y Chile; y por último, que el país está avanzando en una agenda de crecimiento en detrimento de la del control estatal y proteccionismo. "El camino del comercio no es el camino al fracaso, sino al crecimiento y la prosperidad", aseguró Selig.

Sobre la gestión de Macri, habló maravillas. Consideró que todas las decisiones de su administración van en el sentido correcto y alentarán inversiones. Mencionó los importantes problemas que afronta el Gobierno, como la alta inflación, el gasto público y la contracción de la economía, pero se mostró confiado en que el plan que se está aplicando derivará en progresos importantes.

"Todos los empresarios están muy entusiastas. Cada compañía tiene sus tiempos y va a tomar su decisión; las inversiones requieren tiempo y planificación. Además, todos estos cambios que se están viendo son relativamente nuevos, por lo que habrá un período de digestión. Pero la expectativa es que llegarán muchas inversiones, de las empresas que ya están en el país y de muchas nuevas, pequeñas y medianas, que detecten oportunidades de negocios", concluyó Selig.