Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

EE.UU. frenó el acuerdo para comprar limones argentinos y puso en alerta a varios sectores

Hasta fines de marzo, seguirá sin poder exportarse los cítricos. Trump busca definir si no perjudican a sus productores. Confianza local en que EE.UU. solo hace una revisión

EE.UU. frenó el acuerdo para comprar limones argentinos y puso en alerta a varios sectores

En una de las primeras medidas que tomó la administración del flamante presidente norteamericano Donald Trump, el Departamento de Agricultura (USDA) norteamericano informó ayer sobre la suspensión por 60 días para el ingreso a ese mercado de los limones argentinos.

La medida, adoptada por el Servicio de Inspección Sanitaria Animal y Vegetal (Aphis) de EE.UU., apunta a una revisión del acuerdo que había alcanzo la Argentina con la administración de Barack Obama, que autorizó de manera oficial la exportación de los limones el pasado 23 de diciembre, en pleno proceso de transición de recambio presidencial en Estados Unidos, tras una negociación que llevó casi dos años. Argentina no le vende limones frescos a EE.UU. desde 2001.

Sin la suspensión conocida ayer, el ingreso de los limones argentinos a EE.UU. podría haberse empezado a realizar ayer mismo. El sector se entusiasmaba en poder remitir en el corto plazo unas 20.000 toneladas del cítrico fresco al mercado estadounidense, por unos u$s 50 millones. Argentina es el principal productor de limones, con 1,5 millones de toneladas anuales, y registró exportaciones de fruta fresca y jugos por u$s 455 millones entre enero y noviembre pasados.

Ahora el sector productor "se llenó de incertidumbre", comentó el presidente de la Federación Argentina de Citrus, José Carbonell. Otros sectores también se pusieron en alerta, entre ellos biodiésel, té y otras economías regionales (ver pag. 4). También a los de la carne vacuna, que aun espera el aval del USDA para poder retormar los envíos de bifes frescos y congelados tras la auditoría efectuada en los frigoríficos locales hacia mediados de diciembre último.

Pasado el baldazo inicial, desde el gobierno de Mauricio Macri intentaron llevar tranquilidad; remarcaron que no fue una medida contra a la Argentina sino que forma parte de las revisiones de las últimas decisiones de un gobierno, que son habituales, en el recambio; y confiaron que para fines de marzo, el Usda dará el visto bueno a los productos ahora en standby (ver pag 3).

A esa línea adhirió el presidente de la Cámara Argentina de Exportadores (CERA), Enrique Mantilla. La entidad, a través de un comunicado, sostuvo que existe "80% de probabilidades de que en abril se autoricen las exportaciones de limones argentinos a Estados Unidos".

La confianza de los exportadores se basó en que los limones quedaron dentro de "una medida general" de revisión de los expendientes de la gestión Obama en la era Trump y en que los limones argentinos no serían considerados amenaza para la producción estadounidense, por lo que no tendrían porqué ser blanco del proteccionismo de la era Trump.

Mantilla expuso que los limones tucumanos ingresarían a Estados Unidos en "contraestación" y enfatizó que las pruebas científicas que aportó Argentina para sortear la barrera fitosanitaria impuesta por los norteamericanos en 2001 fueron "indiscutibles y no hay riesgo de sanidad" en la operación de exportacion.

"Argentina no es China. Tiene un déficit de más de u$s 5000 millones anuales con Estados Unidos desde 2011", completó el referente de la exportación.