Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

EE.UU. elevó su previsión para la soja argentina hasta 57 millones de toneladas

El Departamento de Agricultura subió 1,8% su estimación para la cosecha de la oleaginosa local. Espera también aun más soja del récord esperado en Brasil. Chicago reaccionó con bajas

EE.UU. elevó su previsión para la soja argentina hasta 57 millones de toneladas

Cuando la cosecha gruesa sudamericana ingresa en el tramo final de la campaña, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) elevó 1,8%, o un millón de toneladas, su previsión para la campaña local. Así el organismo estadounidense considera que Argentina producirá 57 millones de toneladas del poroto, a pesar de las inundaciones de principios de abril en buena parte de la zona núcleo. También elevó, a 40 millones de toneladas (desde 38,5 millones de toneladas), su previsión para la campaña de maíz, que de concretarse sería récord.

En su informe mensual de mayo, difundido ayer el organismo elevó su estimación para la cosecha sojera en Brasil hasta 111,6 millones de toneladas, mientras que subió de 93,5 millones de toneladas a 96 millones de toneladas la perspectiva para la cosecha maicera en el gigante sudamericano.

Para el caso de la soja en América del sur superó lo que esperaba el mercado, el reporte del USDA fue mayor a lo que esperaba el mercado, y la mayor oferta hace que los stocks finales mundiales 16/17 estén por encima de lo que se descontaba: una oferta mucho más holgada.

El impacto en el mercado no se hizo esperar, aunque no fue catastrófico. Si bien los operadores prestaron primero su atención en un aumento menor a lo esperado de los stocks finales para Estados Unidos para la campaña 2017/18, después volvió a pesar la holgada oferta para este ciclo. Así, en un primer momento, los futuros lograron subas de 3 dólares por tonelada, y se acercaron a máximos de las últimas seis semanas. Finalmente, la tendencia bajista prevaleció y el ajuste encontró a los contratos a julio ‘17 en u$s 356,5 la tonelada, levemente por debajo del cierre previo.

Los analistas consideran que no hay margen para cambios bruscos, salvo si viene del lado de los fundamentals, como el clima. Eso quedó demostrado al inicio de mayo, cuando las inundaciones y extrañas nevadas primaverales en EE.UU. provocaron pánico en un mercado con los fondos sobrevendidos, e hicieron que los futuros subieran fuerte.

El reporte de mayo incluyó las primeras previsiones sobre la campaña 2017/18, que se está sembrando en Estados Unidos. Así, el USDA proyectó una cosecha de soja norteamericana de 115,8 millones de toneladas, 1,4% menos que el anterior ciclo. También espera menos oleaginosa en Brasil para comienzos del año próximo: 107 millones de toneladas, una baja de 4,6% respecto de la producción récord esperada para el actual ciclo. En el caso de Argentina, el organismo norteamericano considera factible que se repita la producción de 57 millones de toneladas.

Sobre la demanda, el USDA cree que China importará 5% más en el año agrícola 17/18 (que arranca en septiembre), con 93 millones de toneladas de poroto sin procesar, contra 89 millones del actual ciclo.

La cosecha avanza

Las operaciones con soja en el mercado local se mantienen en torno a $ 3700 la tonelada, en medio del avance de la cosecha en la que en un principio se temió por importantes pérdidas por inundaciones, pero que semanas después se vieron compensadas por rendimientos muy buenos en otras áreas productivas.

En ese sentido, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) subió 1,8% ayer su previsión para la cosecha en marcha, a 57 millones de toneladas, en idéntica proporción a lo informado por el USDA. Desde la Guía Estratégica del Agro (GEA) expusieron que "el avance de la cosecha sobre 12,3 millones de hectáreas y los datos de rendimiento hacen posible ajustar el número de la producción a 57 millones de toneladas".