Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tras la polémica por el hambre, Durán Barba ironizó sobre las criticas de Pinedo: “Fue un gran estadista”

El controvertido consultor ecuatoriano que asesora a Mauricio Macri insistió en relativizar la existencia de gente que muere por deficiencias alimentarias en el país, disparó contra el presidente provisional del Senado, elogió a Carrió y minimizó el problema de que el Gobierno se lleve mal con el Papa Francisco.

Jaime Durán Barba, el controvertido consultor ecuatoriano que asesora a Mauricio Macri desde hace años, ironizó hoy sobre la breve presidencia de Federico Pinedo, quien quedó al frente del Poder Ejecutivo por unas horas entre la salida de Cristina Fernández, a quien se la despojó de los atributos presidenciales por decreto y la asunción del actual jefe de Estado. 

“Fue un gran estadista, durante su gobierno logró..”. Durán Barba no alcanzó a completar la frase y estalló en carcajadas, algo que fue una constante durante la entrevista que concedió esta noche en TN a los conductores de “A dos voces”. Fue el momento en que Marcelo Bonelli y Edgardo Alfano lo confrontaron con las criticas que le hizo el presidente provisional del Senado tras la participación del consultor en el programa de Mirtha Legrand, donde dijo que en la Argentina ‘no es verdad que la gente muera de hambre‘. ‘Debería ir a vivir con los Wichís a ver cuáles son sus prioridades”, lo cruzó el legislador. 

Durán Barba alegó que no conocía las críticas de Pinedo, pero por las dudas le devolvió gentilezas con algo que sonó a una estocada, al margen de que el presidente provisional del Senado siempre tomó con buen humor los chistes que se hicieron sobre su estadía pasajera al frente del Poder Ejecutivo.

En relación al tema del hambre y su incidencia en el deceso de personas en el país, Durán Barba insistió en su argumento que relativiza el fenómeno, aunque le introdujo, subrepticiamente, variaciones: “Quien me diga que hay miles de personas que mueren de hambre, lo que hago es preguntarle dónde, cómo, que me lo muestre”. En el programa de Legrand, cuando se cruzó con el actor Joaquín Furriel, había dicho otra cosa, al negar directamente el dato de que exista gente que en el país se muera de hambre.

En cualquier caso, los datos duros que tanto reclama adorar Durán Barba le juegan en contra. Informes del Ministerio de Salud dieron cuenta, el año pasado, de que en la Argentina se produce una muerte cada 10 horas por desnutrición. Así lo reveló el último informe disponible de estadísticas vitales del Ministerio de Salud de la Nación, que data del 2013. Ese año, murieron 891 personas por esta causa. 

El consultor, sin embargo, se cubrió convenientemente las espaldas: “Si es cierto que alguien puede mostrarme que hay 200 personas que se murieron de hambre, la culpa es del anterior gobierno, que estuvo 12 años en el poder”.

Durante toda la entrevista, Durán Barba cruzó cada afirmación con la que no coincidía, con la exigencia a los periodistas de la cuantificación del concepto, el mismo método que reivindicó para relativizar el fenómeno de los muertos por causa de hambre en el país. “Cuántos, dónde, cómo”, retrucó, exigiendo resultados de encuestas, casi una apelación dogmática en la retórica del consultor, al punto que asimila ese método de escrutinio como única garantía de cientificidad, una variante devaluada de aquel “lo que no se puede medir no existe” de los viejos positivistas. Lo usó, por ejemplo, cuando los periodistas le plantearon que se había instalado la idea de que Macri gobernaba para los ricos. “No es cierto que eso se ha instalado, muestreme la encuesta que demuestra eso”, insistió y recomendó, incluso, que el canal en el que le hacían la nota haría bien en manejarse con encuestas.


Durán Barba eludió confrontar con las declaraciones de Elisa Carrió, que lo tiene sistemáticamente como blanco de sus críticas. “Me cae bien, es una persona interesante, es como yo, que dice lo que piensa, que es sincera”. 


"No es el fin del mundo pelearse con Francisco‘, dijo en otro tramo de la entrevista Durán Barba, en medio de los esfuerzos del Gobierno por recomponer la relación con el Papa. Seguramente, las encuestas que maneja le aportan datos contrarios a los eventuales problemas que podría tener la administración actual llevándose mal con el jefe de los católicos de todo el mundo. 

El consultor también relativizó el papel que juega en el proceso de toma de decisiones del Presidente. “No hago política, sólo hago análisis”, dijo.


Sin embargo, no dejó de pasar un aviso, que lo involucra: “Macri es el Presidente de mejor imagen que nunca tuvo América Latina”. “En otros países me dicen: Jaime, ven a inventar otro Macri. Por algo será”, se jactó.