EN RESPUESTA A LOS RECLAMOS DE GOBERNADORES POR LOS SUBSIDIOS A VIDAL Y LARRETA

Dujovne: "No tenemos previsto aumentar ningún impuesto"

El ministro de Hacienda se presentó ante el Senado para defender el acuerdo con el FMI. Ratificó el rumbo. Dijo que no hay crisis y que no habrá impuesto al turismo en el exterior

En medio del creciente reclamo de los gobernadores opositores para que la Nación delegue en la Provincia y en la Ciudad de Buenos Aires los servicios de agua, electricidad y transporte que hoy subsidia para los porteños y bonaerenses, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, prometió ayer "avanzar en un esquema equitativo" para todos. Fue ante la comisión bicameral que controla la deuda, en el Senado, adonde además defendió enfáticamente el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y aseguró: "No tenemos previsto aumentar ningún impuesto en la Argentina".

Quien concentró las preguntas en el reclamo de los gobernadores para que la Casa Rosada traspase Edenor, Edesur, Aysa y los subsidios al transporte a María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta fue el senador por Córdoba, Carlos Caserio. Llevó ante Dujovne una de las banderas del gobernador Juan Schiaretti. "Es injusto que en el interior estemos pagando del presupuesto nacional, con subsidios nacionales, una tarifa diferenciada para los habitantes que tienen la suerte de vivir alrededor del Puerto de Buenos Aires", se quejó.

Dujovne empezó a responder sobre la energía eléctrica. Inmediatamente, Caserio retomó el micrófono. "Yo le estoy hablando de Aysa, los $ 15.000 millones anuales. ¿Va a hacer el ajuste acá, sí o no? ¿Y qué me dice del transporte? A eso me refiero ministro", enfatizó. Ahí el ministro concedió: "Queremos avanzar en un esquema equitativo en las distintas provincias. Y el caso del agua es otra de las cuestiones que tenemos que resolver".

Además, señaló que el Gobierno buscará no suspender la aplicación del Pacto Fiscal o la Reforma Tributaria. "Nuestra intención es que los argentinos paguen cada vez menos impuestos, tanto nacionales como provinciales. Por eso es nuestra intención mantenerlos (a ambos acuerdos)".

Las casi cuatro horas de exposición del ministro giraron en torno de las críticas opositoras y de algunos puntos en los que Dujovne hizo especial hincapié. El funcionario aseguró, ante las preguntas de varios diputados, que "no ha cambiado ni va a cambiar la legislación vigente" en lo referente al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) y que "sólo se va a usar para pagar jubilaciones". "No hay nada en el acuerdo con el FMI que modifique el uso de los fondos del FGS. No se plantea que la Argentina tenga que vender acciones", subrayó.

Además, pidió "no confundir la depreciación del tipo de cambio o un acuerdo con una institución internacional" con una crisis, y prometió que el país saldrá "fortalecido" de lo que llamó "la turbulencia" porque "saldremos con las mismas reglas de juego que con las que entramos". Aunque reconoció que en el programa de financiamiento hay "una brecha de $ 8000 millones el año próximo". Y que producto del acuerdo con el Fondo, "saldrá en un decreto en breve mediante el cual no habrá ingresos por dos años al sector público nacional".

El jefe del PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV) en Diputados, Agustín Rossi, lo cruzó con dureza. "En marzo de este año usted tuvo actividades con la presidenta del FMI. La invitó a cenar a su casa-baldío. ¿Ya en ese momento pensaban volver al FMI?", le reclamó. Por el bloque Justicialista, Pablo Kosiner completó: "Dijeron que fueron al Fondo para evitar la crisis. ¿Qué crisis se evitó? Hay pérdida de empleo, caída de ventas, inflación. ¿Cuánto peor podría ser la situación?".

Tags relacionados
Noticias del día