U$D

SBS FONDOS
DÓLAR
/
MERVAL

Domingo Peppo: "Si no crece la recaudación, la situación se va a volver crítica"

El gobernador del Chaco sufre la devaluación mientras espera para emitir deuda que le permita afrontar vencimientos. El rol del FMI, el modelo y el crecimiento

El gobernador de Chaco, el justicialista Domingo Peppo tiene que hacer equilibrio entre lo que significa gobernar una de las provincias más necesitadas y con mayor índice de pobreza y lo que se conoce desde diciembre pasado como el "whatsapp de los gobernadores", el grupo del que forman parte los mandatarios peronistas.

 

Ese equilibrio hace que, manifieste una mirada "positiva" respecto del acuerdo alcanzado por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que redundó en un crédito por u$s 50.000 millones. Pero aparece el contrapeso que hace que la balanza no se incline para un solo lado y no deja pasar la oportunidad de aclarar que él no hubiese tomado ese camino.

Con una provincia acuciada por el déficit y vencimientos de deuda en dólares, asegura que la devaluación del peso y la imposibilidad de salir a tomar mayor deuda complica el panorama en el corto plazo para el distrito.

Chaco es uno de las provincias con mayor ratio de deuda sobre PBI y tiene que pagar u$s 370 millones de vencimientos en octubre ¿Cómo plantea hacer frente a esto con la devaluación del peso?

Nosotros tenemos el pedido de autorización al gobierno nacional para salir a emitir deuda. Seguramente esperaremos una estabilidad mayor y que mejoren las condiciones para poder hacerlo, pero es fundamental ese camino porque nuestro presupuesto que tiene un déficit cercano a los $ 5000 millones lo íbamos a calzar con endeudamiento de $ 4200 millones.

¿Y los vencimiento?

También tenemos vencimientos en especial de un acueducto que nos estamos financiando en dólares y que tenemos cuotas este año que verdaderamente al incrementar el valor en dólar tiene un efecto en el presupuesto. Por eso, otra medida que llevamos adelante para mantener el equilibrio y cumplir el compromiso de bajar nuestro déficit fiscal que fue previo al FMI, lo venimos ejecutando.

¿Entiende que el acuerdo con el Fondo mejorará la situación? ¿Tiene algún tipo de detalle de cómo sería?

Espero que a partir de estas medidas se comience a generar una estabilidad macroeconómica en los indicadores y que eso lleve a reaccionar la economía, sobre todo el sector privado. Mucho se habla hoy de los ajustes del PBI que tiene que ver con cuestiones del Estado que lamentablemente en algunos casos tiene que ver con la gente pero, en definitiva, lo que creemos es que nuestra economía debe ser más competitiva.

¿Este modelo genera esa competitividad que señala?

Ese es el desafío de ahora en más. Ellos (por el Gobierno) nos dijeron que era su responsabilidad acudir al Fondo y reactivar la economía pero nos pidieron herramientas para acompañarlos. Esto tiene que ver con el presupuesto 2019 en donde hay que trabajar para que se mantenga ese espíritu en donde la economía pueda crecer y desarrollarse.

¿Espera un fuerte recorte en la obra pública par el 2019?

Respecto al Presupuesto y el recorte de la obra pública, se está hablando que el ajuste llegará en las inversiones de capital sobre todo en ese sentido. Lo que hice fue pedirle a mi ministro de economía que me haga un estudio profundo de cada una de las obras que tenemos asignadas en el Presupuesto como también de otras cuestiones para poder analizar el impacto si el recorte pasa por ahí.

En ese contexto, de ajuste, ¿cómo queda Chaco?

En ese contexto es fundamental que la economía crezca, porque si no crece la recaudación cae y la situación se vuelve más crítica.

¿Usted también habría ido al Fondo o no?

La verdad es que no sabemos si era el momento o no de ir al FMI como la salida. Lo que veo como positivo es que el monto acordado es importante y le da tranquilidad, sobre todo, al sector especulativo que va a permitir estabilizar y lograr ratios más benignos para la inversión. Porque si no hay crédito no hay desarrollo y para que haya desarrollo tiene que haber tasas que sean compatibles con una economía. Ese es el camino a buscar.

¿Funcionó el chat de los gobernadores para tener un posición respecto al acuerdo con el Fondo?

(se ríe) Hay momentos en que funciona más que otros. En este caso no tuvimos reuniones ni intercambios sino lo que vemos es que hay una opiniones dispares pero que, en definitiva, el objetivo es que la economía se encauce. A nadie le conviene una economía desmadrada con valores sin control de inflación y dólar y, por supuesto, el déficit que tenemos que bajarlo. Lo que hoy se está planteando en la velocidad en la que se va a llevar adelante.

¿Se van reunir los gobernadores del PJ?

Por ahora no hay nada

pautado.