Domecq: "Para frenar la caída, antes que medidas laxas, es mejor una cuarentena corta muy restrictiva"

El economista sostuvo que la extensión de la cuarentena genera un mayor impacto en la actividad que la intensidad de las restricciones y proyecta que un aislamiento hasta mediados de abril la recesión llegaría al 5%. Además, pidió un plan de asistencia para pymes para evitar que colapsen.

La cuarentena dictada por el Gobierno para contener la propagación del coronavirus ya comienza a generar preocupaciones entre los analistas por el parate a la actividad que implicará. El economista Esteban Domecq, director de la consultora Invecq, sostiene que la duración de la cuarentena es el factor que más golpeará a la economía y por eso considera que se deberían aplicar medidas muy restrictivas para dominar la pandemia en el menor período de tiempo posible en lugar de intentar frenar la caída con medidas más laxas.

Pero para lograr el efecto positivo a mediano plazo, un programa de salvataje a las pymes que hoy tienen sus negocios paralizados debería ser la prioridad, afirmó en diálogo con El Cronista.

- ¿Qué impacta más de la cuarentena en la economía, su duración o el nivel de las restricciones?

-  La contracción económica es mucho más sensible al tiempo del aislamiento que a la magnitud de las medidas. Lo peor que nos puede pasar es tomar medidas laxas para que la actividad no caiga tanto, pero que estas se terminen extendiendo en el tiempo. Sostengo que es preferible tomar medidas muy rigurosas en el lapso de tiempo posible de cuarentena para poder domar el coronavirus, a adoptar medidas más laxas por las cuales la pandemia se extienda dos o tres meses más con el fin de darle aire a la economía. Si nos pasa esto último y se opta por la laxitud, el resultado en el nivel de actividad puede ser catástrofico. Creo que hay que hacer ahora un sacrificio a corto plazo en pos de cuidar el largo.

- ¿Cómo considerás que está actuando el Gobierno en ese aspecto?

- Creo que el Gobierno está actuando bien con la implementación de la cuarentena y los controles en las calles. Es relativamente rigurosa, a pesar de que en un primer momento no lo fue tanto. Hoy ya están hablando de extenderlo, habría que haber implementado directamente mayores restricciones en un principio a costa de mayor daño a la actividad a corto plazo. Creo que hay que sacrificar el corto plazo en pos del largo, porque sino vamos a estar en una agonía de deterioro constante. 

- ¿Y cómo ves las medidas económicas que se anunciaron hasta el momento? 

Creo que hay una grave omisión en el entramado pyme. La gran mayoría de las medidas están sobre la demanda y está bien, como el pago de $ 10.000 a trabajadores informales y monotributistas de escalas más bajas, pero hay que ver de qué manera se asiste a la oferta, hay micro, pequeñas y medianas empresas cuyos ingresos caen en algunos casos a 0. Hay muchos empleados atrás de estas empresas, porque negocios viven de la caja diaria, sin eso hoy muchas fuentes laborales están comprometidas. Me preocupa mucho que la oferta se vaya a terminar rompiendo mucho más. Si eso ocurre, cuando haya que reconstruir la economía después de la pandemia, va a ser muy difícil. Estamos hablando de quiebras masivas.

No es poco probable que la cuarentena dure 60 días, y el desempleo puede tener aumentar muy fuerte. Hay que hacer un plan de salvataje pyme urgente en tres ejes: impuestos, financiamiento y empleo. Tienen que implementar una especie de puente que pueda asistir de manera directa la masa salarial de las empresas comprometidas.

- ¿Cómo se pueden sostener de forma menos dañina los esfuerzos fiscales, tanto por el lado + gasto y - recaudación por el parate y exenciones?

- La emisión va a ser un riesgo a mediano plazo, porque cuando haya que levantarse del parate, con la opción de la asistencia del mercado financiero cerrada y el riesgo país arriba de los 4000 puntos no hay alternativa que asistir desde el lado del Banco Central. Entiendo ahí que va a haber que idear contramedidas para después no comprometer el frente interno con una escalada mayor de la inflación. La parálisis hoy da espacio para resolver con emisión monetaria, pero solo en la emergencia, a mediano plazo esto va a terminar impactando.

- ¿Qué puede pasar con las cuentas públicas?

- Hoy casi que no hay alternativa que utilizar esta estrategia de emisión. Encima, los números fiscales fueron muy flojos en el primer bimestre. La recaudación venía cayendo y va a caer más de manera muy fuerte. El gasto venía en aumento para encontrar la recuperación y va a tener que elevarlo con asistencia tanto para sostener a la demanda como a la oferta. Los números fiscales se van a resentir mucho más todavía. Las medidas que funcionan para un momento ordinario no sirven para momentos extroaordinarios.
 

Números que preocupan

Para graficar el panorama, Domecq estimó que, con una proyección original de 2% de caída para este año, mantener la cuarentena hasta el 31 de marzo profundizaría la magnitud de la recesión hasta dejarla entre 2,7% y 3,2%, dependiendo de la dureza con que se apliquen las medidas durante el período de aislamiento.

Pero el análisis fue más allá y, simulando una extensión de la cuarentena a 30 días (que considera altamente probable), el impacto puede sumar 2 puntos porcentuales más a la magnitud de la contracción, lo que derivaría en un retroceso de 5% para 2020.

 

El gráfico en tres dimensiones muestra que la variable del tiempo (eje de abscisas) tiene una mayor influencia en la recesión (eje de cotas) que la intensidad que pueda tener la cuarentena (eje de ordenadas). (Fuente: Invecq, en base a estimaciones propias)

Según su lectura, el riesgo radica en si el avance de la pandemia se extiende en el tiempo y obliga a prolongar las medidas de aislamiento por varios meses. "Esta eventual prolongación de la parálisis de la actividad dejaría al país expuesto a una crisis nunca vista", señaló Domecq.

La duración de la cuarentena será más determinante para la magnitud de la recesión que la intensidad del aislamiento. Así, una extensión hasta septiembre significaría un desplome del PBI de hasta 18%, proyecta. Por eso, enfatiza la necesidad de medidas fuertes en un corto lapso de tiempo.

 

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día
Mercado

El Tesoro de Joe Biden no devaluará al dólar

El Tesoro de Joe Biden no devaluará al dólar
La designada Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, sostendría en el Senado que no se propone generar competitividad a través del manejo de la cotización de la moneda. A su juicio, sería tarea del mercado

Cronista y Reuters