Dólar: cómo piden la devolución del 35% los que no son contribuyentes de Ganancias

El 35% de percepción se le aplicará a todos los que compren dólares, sean o no contribuyentes del impuesto a las Ganancias. Aquellos que no lo sean deberán pedir la devolución en enero de 2021, aunque los plazos son inciertos y la AFIP puede rechazar el pedido.

El Gobierno reforzó las restricciones para la compra de dólares con la implementación de una carga extra de 35% sobre la cotización oficial, que se complementa con el 30% del impuesto PAIS instaurado en diciembre.

A través de la resolución general 4815/2020, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dispuso un régimen de percepción para la compra de dólares y el pago de servicios prestados desde el exterior que podrán pagarse a cuenta para el Impuesto a las Ganancias. Los monotributistas podrán computarlo a cuenta del pago de Bienes Personales.

Aquellos que no sean contribuyentes de ninguno de los dos regímenes podrán pedir la devolución de todas las percepciones que se le apliquen hasta fin de año recién en enero de 2021.

"La norma establece el procedimiento para la devolución pero no indica en qué plazos el organismo va a resolver los pedidos y acreditar los fondos", resaltó el tributarista Sebastián Domínguez.

Para ello, el contribuyente deberá contar con CUIT y clave fiscal de AFIP, además de haber informado al Fisco el CBU. El micrositio donde se solicitarán esas devoluciones todavía no está habilitado, se prevé que estará operativo en el transcurso de las próximas semanas. 

De todas maneras, el ente recaudador es el que decidirá si hace lugar o no a la solicitud, en base a "controles sistémicos". Por ejemplo, que el contribuyente no registre bienes o activos que estén sujetos al pago del impuesto sobre los Bienes Personales.

En caso de rechazo, se lo informará al contribuyente, que podrá recurrir a la decisión.

El especialista impositivo Iván Sasovsky consideró que esta percepción perjudicará en mayor medida a los empleados en relación de dependencia, monotributistas y consumidores finales que no tienen contra qué aplicarlas al no ser varios de ellos contribuyentes de Ganancias.

De hecho, en los últimos meses más de 4 millones de personas humanas venían comprando los u$s 200 mensuales, casi el doble de la base de contribuyentes de Ganancias. "El 35% que se cobre hoy, recién va a ser considerado como crédito de impuesto dentro de un año, con lo que su valor se va a ir depreciando y licuándose por inflación", señaló Sasovsky.

Y agregó: "Este tipo de medidas de generar pagos a cuenta de impuestos inexistentes es algo que tiene que terminar. Estas medidas concretan un desdoblamiento cambiario y siempre perjudicando al que menos tiene, porque los efectos de la devaluación pegan en la inflación de manera lineal, pues la devaluación limpia o sucia como en este caso es un aumento del precio de un bien."

Aplicaciones y exenciones

Estarán alcanzadas todas las operaciones gravadas por el impuesto PAIS:

  • Compra de moneda extranjera.
  • Consumo en moneda extranjera por la adquisición de bienes o prestaciones de servicios del exterior, a través de tarjetas de crédito, débito o compra.
  • Adquisición de servicios en el exterior prestados por no residentes.
  • Adquisición de servicios de agencias de viaje y turismo. Incluye pasajes de transporte de todo tipo con destino al exterior en la medida que requiera el pago con moneda extranjera.

No alcanza a las operaciones exentas del tributo:

  • Los gastos referidos a prestaciones de salud, compra de medicamentos, adquisición de libros en cualquier formato, utilización de plataformas educativas y software con fines educativos.
  • Gastos asociados a proyectos de investigación efectuados por investigadores que se desempeñen en el ámbito del Estado nacional, Estados provinciales, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los municipios, así como las universidades e instituciones integrantes del sistema universitario argentino.
  • Adquisición en el exterior de materiales de equipamiento y demás bienes destinados a la lucha contra el fuego y la protección civil de la población por parte de las entidades reconocidas en la Ley N° 25.054.

No obstante, Domínguez advierte que en la práctica estas operaciones sí van a ser alcanzadas inicialmente. "El contribuyente va a tener que pedir la devolución al agente de percepción acreditando las mismas con documentación como facturas, contratos, etc.", remarcó.

Para los gastos con tarjeta de crédito, la percepción del 35% se aplicará en el mismo momento en el que se aplica la carga del impuesto PAIS:

  • Al comprar la moneda extranjera.
  • Al pagar el resumen o liquidación de la tarjeta
  • Al debitarse el consumo efectuado con tarjeta de débito de la cuenta bancaria asociada.
  • Al pagar los servicios en el exterior contratados a través de agencias de viajes y turismo mayoristas y/o minoristas-, del país.
  • Al pagar los servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acuática, de pasajeros con destino fuera del país.

En caso de que la compra con tarjeta de crédito haya sido efectuada antes el 15 de septiembre o antes y la liquidación todavía no se haya realizado, para Domínguez no debería aplicarse la percepción dado que la medida entra en vigencia. "Entendemos que no corresponde aplicar la percepción ya que la medida indica que entra en vigor 'el día de su publicación en el Boletín Oficial y resultará de aplicación a las operaciones efectuadas desde el día de su vigencia'", explicó.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día

Compartí tus comentarios