Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Docentes pararon en todo el país, pero el Gobierno minimizó la protesta

Con una fuerte polémica con el Gobierno por el nivel de acatamiento, docentes y profesores universitarios de todo el país cumplieron ayer con el primer paro nacional del sector contra la administración macrista, en reclamo de la resolución de conflictos salariales en seis provincias y en rechazo al posible cierre de la causa por las "responsabilidades políticas" en el asesinato del maestro neuquino Carlos Fuentealba.
Desde los gremios que convocaron la medida (Ctera, Sadop, Uda, Amet, más la Conadu histórica que representa a los docentes universitarios) aseguraron que la huelga tuvo un acatamiento del 95%. En cambio, el ministro de Educación, Esteban Bullrich, sostuvo que el paro "no ha tenido gran adhesión" e insistió en calificarlo como "excesivo". "Los perjudicados terminan siendo los alumnos", advirtió.
Los docentes cuestionaron a Bullrich y le reclamaron mayor diálogo. "El Estado nacional es corresponsable de la educación, tiene que intervenir para solucionar estos conflictos con diálogo, no con decreto ni de forma autoritaria", advirtió la titular de Ctera, Sonia Alesso. Y detalló que siguen sin cerrar sus negociaciones salariales los maestros de Mendoza, Santiago del Estero, Santa Cruz, San Luis, San Juan y Tierra del Fuego. "En Santa Cruz y Tierra del Fuego tenemos conflicto por aumento salarial. Empezaron las clases pero hay conflicto. Y en Jujuy, hay incumplimiento de la paritaria", puntualizó.
En paralelo a la huelga, los docentes realizaron por la tarde una marcha por la avenida Callao y participaron de un acto desde un escenario montado entre Marcelo T. de Alvear y Paraguay, donde los jefes sindicales reclamaron "el cumplimiento de los acuerdos por parte del gobierno nacional para que gire los fondos para la paritarias" en las provincias.
A la medida de fuerza convocada por los docentes se le sumaron los profesores de todas las universidades, quienes además pidieron la "apertura inmediata" de las negociaciones salariales en ese sector.
Por otra parte y sobre la causa judicial en la que se investiga la muerte del maestro neuquino, los gremios insistieron en denunciar la existencia de un intento por cerrar el expediente y proteger a los responsables que ordenaron la represión.