Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Docentes lanzaron doble jornada de paro nacional

La Unión Docentes Argentinos (UDA) anunció dos paros nacionales, uno para el 24 de agosto próximo y otro para el 2 de septiembre, en protesta por la negativa del Gobierno de reabrir las paritarias del sector, medida a la que se sumaría también la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA).
"El paro de 48 horas es producto de un plan de lucha al que nos han llevado las políticas del ministro Esteban Bullrich", afirmó Sergio Romero, secretario General de UDA, a través de un comunicado.
El dirigente justificó la medida al señalar que el ministro "cerró toda posibilidad de rediscusión salarial, incumple gravemente con lo acordado en el ámbito paritario y se niega a reconocer y resolver la crisis en la que sus actitudes han sumido al sistema educativo".
Asimismo hoy CTERA –gremio mayoritario del sector– anunciará también, tras la realización de un congreso del sindicato, un plan de lucha contra la postura del Gobierno de no reabrir la paritaria docente.
La semana pasada los gremios de docentes de la provincia de Buenos Aires concretaron el primer paro contra la gestión de María Eugenia Vidal, también para exigir que se vuelva a discutir un aumento que refuerce la suba salarial del 36% que habían firmado en febrero.
Ro mero sostuvo que el consejo directivo del sindicato acaba de resolver que "el miércoles 24 de agosto y próximo viernes 2 de septiembre pararemos los docentes de todo el país". Y argumentó que "el paro de 48 horas es producto de un plan de lucha al que nos han llevado las políticas del ministro de Educación Esteban Bullrich".
"El principal problema es la falta de sensibilidad y realismo del titular de la cartera educativa, que cree que un docente puede vivir con $ 8.500 por mes", se quejó el dirigente docente.