Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Dividido el peronismo, se frustra el proyecto para condicionar la futura emisión de deuda

En medio de sus divisiones internas, el peronismo no logró anoche en el plenario de las comisiones de Presupuesto y de Economía darle dictamen al proyecto con el que propone condicionar toda la emisión de deuda nacional al acuerdo del Congreso. La iniciativa, que el PJ sigue insistiendo en querer aprobar en el recinto en la misma sesión en la que se tratará el acuerdo con los fondos buitre, no consiguió siquiera la cantidad de firmas necesaria para superar el debate en comisiones.
De todas formas, el jefe de los senadores del PJ-Frente para la Victoria e ideólogo de la iniciativa, Miguel Pichetto, seguirá intentando conseguir los avales necesarios hasta hoy al mediodía, para que el texto quede en condiciones de llegar al recinto el miércoles.
El proyecto, que apunta a modificar la Ley de Administración Financiera para que las emisiones de deuda externa o interna requieran aprobación legislativa, no tuvo ayer acompañamiento de los senadores identificados con el kirchnerismo ni tampoco de algunas figuras del Peronismo Federal, como Juan Carlos Romero o Basualdo.
El texto había sido presentado en la noche del lunes por Pichetto; el referente del Peronismo Federal, Adolfo Rodríguez Saá; el salteño Rodolfo Urtubey; y el ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, entre otros, y propone que cada vez que el Ejecutivo, las entidades de administración nacional centralizada y descentralizada, las empresas y sociedades del Estado y todo ente público o privado con participación esta tal mayoritaria quieran endeudarse deban pedirle autorización al Congreso, explicitando el destino de ese dinero.