Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Disputa entre Cambiemos y la oposición por un estratégico juzgado electoral bonaerense

Magistratura deberá definir si aprueba la candidatura del juez de Tres de Febrero que promueve el Gobierno. Controlará el comicio provincial, el 37% de los votos de todo el país

El Consejo de la Magistratura se reunirá en plenario el jueves 9 de febrero

El Consejo de la Magistratura se reunirá en plenario el jueves 9 de febrero

El juzgado federal 1 de La Plata maneja el 37% del padrón nacional y en cada elección tiene a cargo el recuento de los votos más calientes de la provincia de Buenos Aires, los que definen la suerte de los comicios. Desde 1984, en los albores de la democracia, estuvo a cargo del juez Manuel Blanco, que falleció en 2014. A partir de allí, la cobertura de su vacante fue motivo de una constante disputa en el Consejo de la Magistratura.

El kirchnerismo impuso para las presidenciales de 2015 a Laureano Durán, un joven secretario que subrogó el juzgado, que luego pasó a ocupar María Servini de Cubría, hasta su renuncia, a finales del año pasado. Poco antes, en Magistratura se había abierto una nueva polémica, luego del intento del macrismo por imponer a Juan Manuel Culotta, juez de Tres de Febrero, que tuvo la aprobación de la comisión de Selección y que puede ser confirmado en el plenario del cuerpo, el próximo 9 de febrero.

La relevancia del comicio bonaerense es indiscutible para Cambiemos en pos de conservar la mayor cantidad de votos que logró María Eugenia Vidal en 2015, cuando fue electa gobernadora, pero también para la oposición, que buscará, ya sea agrupada o por separado, mermar los apoyos al PRO en la Provincia. Ese contexto llevó a la pata política de Magistratura a discutir la importancia de designar un juez titular. Y en esa puja el macrismo promovió a Culotta como candidato.

El juez tuvo el aval el 22 de diciembre pasado de la comisión de Selección, contando con la aprobación de los diputados Pablo Tonelli (PRO) y Gustavo Valdés (UCR), el juez Leónidas Moldes y el representante del Poder Ejecutivo, Juan Mahiques. En contra votaron el diputado del Frente para la Victoria Rodolfo Tailhade y la jueza Gabriela Vázquez. El juez Luis María Cabral y el representante de los académicos, Daniel Candis, por su parte, se abstuvieron.

Titular desde 2006 del juzgado federal de Tres de Febrero, Culotta pidió su traslado definitivo a La Plata a través de una nota que firmó el 14 de diciembre. En el kirchnerismo aseguran que puede ser un aliado del PRO, ya que lo vinculan al círculo cercano del presidente Mauricio Macri. Egresado del colegio "Cardenal Newman", el mismo en el que estudiaron Macri y otros funcionarios nacionales, es allegado a Pablo Clusellas, secretario de Legal y Técnica.

En el caldeado debate de Selección se discutió si el pedido cumplía con los requisitos formales para ser tratado. Finalmente, con los votos a favor, prosperó el aval del macrismo y se elevó a plenario el tema. Se especula que en dos semanas exactas se tratará la designación, ya que Cambiemos pretende resolver la situación del juzgado con un tiempo prudencial respecto a los comicios primarios de agosto. Para lograr que Culotta sea designado se necesitan 9 de los 13 votos de los consejeros, es decir, los dos tercios. El macrismo espera conseguirlos, con el apoyo de aliados y de los representantes de jueces y de abogados porteños y del interior.