U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Discuten bono para empleados estatales y llegaría a $ 10.000 en algunas provincias

Zamora, el que más paga

Zamora, el que más paga

Una de las nebulosas que dejó la discusión del posible bono de fin de año es qué sucederá con el sector público. Aunque en un primer momento la negociación sólo fue para los trabajadores del sector privado, el Gobierno nacional negocia con UPCN un bono para fin de año.

"Algo van a tener los trabajadores del sector público no así los funcionarios", se quejaba un hombre con tres años de trayectoria en la administración nacional.

En paralelo a esto, algunos estados subnacionales decidieron no esperar y ya anunciaron cuál será la definición respecto a la posibilidad o no de un plus de fin de año para el sector público.

Con un piso de $ 3000 y un techo de $ 1000, buena parte de las provincias pagarán entre noviembre y enero un bono a sus empleados con el fin de desactivar protestas y reclamos y, en el mejor de los casos, ayudar a que los salarios se acerquen lo más posible a la inflación.

El podio de las provincias que más dinero volcarán a los bolsillo de los trabajadores del sector público está conformado por tres administraciones justicialistas que se han mostrado enfrentados a la Casa Rosada.

El que más pagará es Santiago del Estero. La administración de Gerardo Zamora anunció un bono de $10.000, que se pagarán en dos cuotas hasta enero, se suman a los $5000 que el gobierno santiagueño ya había otorgado como adelanto, es decir que en total serán $15.000.

En segundo lugar entre los plus más altos que Tierra del Fuego en donde la gobernadora Rosana Bertone, quien viene manteniendo una fuerte discusión por las tarifas, el fondo sojero y el régimen especial de la Isla con la administración nacional, pagará $ 6000 a su planta de empleados.

La misma cifra que Bertone es la que comprometió Carlos Verna, gobernador de La Pampa, provincia que acaba de ganarle a la Nación un juicio por $ 5000 millones.

En el segundo pelotón quedó Formosa que pagaría un bono de $ 5000, seguida de cerca por La Rioja y Misiones con pagos en cuotas de $ 4000 pesos en ambos casos. Y en los últimos dos peldaños quedaron Río Negro con $ 3500 y San Luis con un bono de 3000 pesos.

Hay un grupo de provincias que no otorgan bono porque tienen cláusula gatillo. Por ejemplo, la de San Juan que en 2017 había anunciando que no utilizaría más el bono de fin de año y que ajusta salarios de manera mensual, al punto que hasta ahora acumula un alza de 32,4 y el 15 de noviembre sumará cinco puntos. En la misma situación se encuentra Santa Fe que ya anunció que no pagará el bono.

Hay otro grupo de estados subnacionales que hasta ayer respondía que no tenían en agenda otorgar un plus salarial. "Justo esta semana están cobrando aumento de sueldo por lo que el tema no está en agenda", explicaron a El Cronista desde el entorno del gobernador radical jujeño, Gerardo Morales.

En ese grupo de los "no" también se anotan Tucumán, Salta, Mendoza, Corrientes, Chubut, Entre Ríos y Santa Cruz.

Las administraciones del mismo color político nacional, aquellas en donde el color predominante es el del Pro, están a la espera del camino que tome Balcarce 50. Tanto la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como la provincia de Buenos Aires no tomará ninguna decisión mientras Mauricio Macri no termine de definir la suerte de los estatales nacionales.