Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Diputados debate la reforma electoral pero hay final abierto en puntos clave

Cambiemos necesita una mayoría calificada y hay artículos que a 24 horas de la sesión no tienen asegurados los 129 votos requeridos. Bossio vota en contra del corralito a las PASO

Diputados debate la reforma electoral pero hay final abierto en puntos clave

En medio de su largo derrotero parlamentario, el proyecto de reforma electoral del Gobierno llegará mañana al recinto de la Cámara baja. Tras los varios cambios que sufrió durante el debate en las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto, la iniciativa será debatida por el pleno de los diputados sin consenso definitivo sobre algunos puntos clave, y podría sufrir nuevas modificaciones antes de ser girada al Senado.
El corazón del proyecto, la boleta única electrónica, recibió un sinnúmero de críticas durante el tratamiento en comisiones, adonde varios expertos aseguraron que es un instrumento fácilmente violable. Además, también fue cuestionada porque no permite que cualquier ciudadano pueda auditar el proceso, un elemento clave a la hora de garantizar la transparencia en la elección. Sin embargo, el oficialismo consiguió apoyo del Frente Renovador y del bloque Justicialista para avanzar con el dictamen.

De todas formas, y si bien Cambiemos logró articular una mayoría en las comisiones, mañana necesitará de la mitad más uno del total de la Cámara, es decir 129 voluntades, no sólo para habilitar la sesión sino también para aprobar cada uno de los artículos del proyecto. Es en esa discusión particular, punto por punto, en la que hay aspectos clave de la ley que todavía tienen final abierto.

–Corralito de las PASO: El texto reforma las actuales Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) con un cambio crucial: ya no serán abiertas. El elector sólo podrá participar de la interna de un partido en esta instancia. La decisión provocó quejas de fuerzas que no suelen llevar candidato a presidente y que creen que terminarán perjudicadas en esta instancia por no presentar una interna atractiva. El bloque Justicialista votará en contra de este punto. Así lo confirmó ayer el referente de ese espacio, Diego Bossio, a El Cronista, quien señaló además que estudia pedir otros cambios. Con su rechazo, sumado al de otras fuerzas como el PJ-Frente para la Victoria y el Frente de Izquierda, el artículo caería.

–Paridad de género: Es otro de los puntos que está en la cuerda floja. Fue incluido en el proyecto por presión de diputadas de todos los bloques, pero tiene muchos rechazos. Varios integrantes del Frente Renovador y de Cambiemos resisten el artículo que establece que las listas legislativas deberán integrarse alternando varones y mujeres. Algunos por su espíritu y otros por la dificultad en su implementación.

–Eliminación de colectoras y candidaturas múltiples: Cuando las elecciones municipales y provinciales sean simultáneas con las nacionales, una misma persona no podrá postularse a dos cargos distintos (presidente y diputado, por ejemplo). En cambio, si los comicios son desdoblados, no habrá impedimentos.

–Lista sábana oculta: Es uno de los puntos más controvertidos. La cuestionada lista sábana no sólo no será modificada sino que ahora estará oculta. La pantalla electrónica sólo mostrará entre uno y tres candidatos de cada lista legislativa.