Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Gobierno logró dictamen favorable para la reducción del IVA a la canasta familiar

Con algunas modificaciones, el proyecto fue avalado por la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados. El kirchnerismo firmó dictámenes alternativos, mientras que el massismo acompañó con disidencias.

El Gobierno logró dictamen favorable para la reducción del IVA a la canasta familiar

El oficialismo obtuvo el dictamen favorable en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados para el proyecto de ley para reintegrar, como mínimo, 15 puntos porcentuales del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los consumidores de bienes de la canasta básica que cobren asignaciones universales o una jubilación o pensión mínima.

El Frente para la Victoria y el bloque Justicialista firmaron dictámenes alternativos, mientras que el massismo acompañó la medida, aunque con algunas disidencias, igual que el Frente Amplio Progresista.

El proyecto prevé devolver a un sector de la población un monto del 15 puntos porcentuales como mínimo –fijado en $ 300– en las compras de productos de la canasta básica. Los beneficiarios serán aquellos que perciban jubilaciones, pensiones por fallecimiento o pensiones no contributivas nacionales, Asignación Universal por Hijo (AUH) y por Embarazo.

Frente al pedido de cambios presentado por la oposición, el Gobierno se mostró flexible y modificó el artículo 2 del proyecto para dejar establecida esa cifra. “Se irá ajustando según las variaciones de la canasta básica de alimentos publicada por el Indec”, informó Luciano Laspina, titular de la comisión. El oficialismo también aceptó que la ley no sólo abarque a las tarjetas de débito, sino además otros medios electrónicos de pago habilitados por la AFIP.

Eduardo Amadeo, diputado del PRO, sostuvó que el proyecto representa “un cambio importantísimo en el funcionamiento de la economía, va a permitir la regularización de los negocios y aporta recursos a las personas con ingresos mínimos”.

Palabras opositoras

A pesar del quórum conseguido por Cambiemos, desde la oposición manifestaron cierto desacuerdo con la medida. Marco Lavagna, del Frente Renovador, aseguró que “no va a tener el impacto buscado”.

Diego Bossio, del bloque justicialista, alertó que “sólo el 23% de los comercios tiene Posnet” y se concentra “en las grandes ciudades”. También advirtió sobre la comisión que deben abonar los locales para la implementación de este sistema.

Por el lado del kirchnerismo, Axel Kicillof admitió que su bloque “está de acuerdo en el espíritu del proyecto”, pero consideró que “la implementación es muy mala”. “Si queremos devolverles –a los beneficiarios– lo que gastan en la canasta básica, no lo podemos hacer por Posnet”, agregó Kicillof, en la misma sintonía que Bossio. Propuso en cambio “depositarle esa plata directamente a los sectores que queremos que la reciban y luego dar incentivos para bancarizar”.

En otra muestra de acuerdo con los dichos de Bossio, el exministro de Economía sugirió la posibilidad de un “efecto perverso” por el hecho de “concentrar el comercio en los supermercados de las grandes ciudades”, en detrimento de los pequeños locales de barrio, que no cuentan con Posnet.

Por otro lado, Kicillof cuestionó con ironía al Presidente Mauricio Macri por su vínculo con las sociedades offshore: “¿Por qué no empezamos por no abrir cuentas en Panamá si no queremos que evadan?”.

Los que se quedaron afuera

En el artículo 5 de la ley se afirma que quedan excluidos del régimen quienes perciben más de un beneficio o prestación, sin considerar la AUH ni la Asignación por Embarazo. También se excluye a los beneficiarios de dichos planes que tributen el impuesto a los Bienes Personales, quienes perciban otros ingresos que hayan sido declarados en el impuesto a las Ganancias o en el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes–monotributo.

Además se exceptúan los que perciban ingresos en relación de dependencia o estén inscriptos en el Sistema Integral Previsional Argentino (SIPA) como trabajadores autónomos. Laspina anunció un agregado para que también se excluya al grupo familiar que goce de hasta 2,5 jubilaciones mínimas.