Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Dictaron conciliación obligatoria para suspender 2500 cesantías en Atucha

En medio de una protesta dispuesta por el gremio de la Uocra, autoridades del Ministerio de Trabajo dictaron ayer la conciliación obligatoria por 15 días en el marco del conflicto laboral en el complejo Atucha, con lo que quedaron suspendidos temporalmente los más de 2500 despidos de trabajadores que habían sido anunciados por las empresas constructoras debido a la paralización de las obras de la central atómica y la falta de pago de los certificados de ejecución.
La resolución dispuesta por la cartera que encabeza Jorge Triaca tuvo lugar en una jornada marcada por una masiva movilización en la puerta del Ministerio, medida convocada por la seccional Zárate-Campana de la Uocra y respaldada por la conducción nacional del gremio, que lidera Gerardo Martínez. La protesta acompañó a los representantes del gremio durante la audiencia que mantuvieron con funcionarios de Trabajo en un intento por frenar los despidos anunciados.
Durante la reunión, el Ministerio definió el dictado de la conciliación, que suspende los despidos por 15 días hábiles y obliga a las empresas contratistas a pagar los salarios a la totalidad del personal que se desempeña en la construcción de las obras del complejo.
En tanto, fuentes sindicales anticiparon que la próxima semana están previstas nuevas reuniones con autoridades del Ministerio de Energía, que conduce Juan José Aranguren, con el objetivo de garantizar la continuidad de las obras en la central de Atucha II y asegurar el inicio de los proyectos previstos que involucran la construcción de las plantas de Atucha III y IV, cuya ejecución había sido puesta en duda durante las últimas semanas.