Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Dictan la conciliación obligatoria en el conflicto de las represas patagónicas

Las represas sufrieron un freno desde que asumió Macri

Las represas sufrieron un freno desde que asumió Macri

La Secretaría de Trabajo de Santa Cruz dictó ayer la conciliación obligatoria en el conflicto por los 328 trabajadores despedidos de las obras de las represas hidroeléctricas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, y citó a una audiencia para el próximo miércoles a la que deberán asistir representantes de la UTE Represas Patagonia conformada por la local Electroingeniería e Hidrocuyo S.A. y la china Gezhouba Group Company Limited que ejecutaron los despidos y el sindicato de obreros de la construcción.

Tras notificarse del dictado de la conciliación obligatoria, la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) provincial continuaba en estado de alerta y movilización, pero dejó en suspenso los anunciados cortes de ruta sorpresivos y la instalación de una carpa frente a la Casa de Gobierno de Santa Cruz.
Según confirmaron a Télam fuentes gremiales, la audiencia de conciliación del 18 de enero está citada para las 11 en la sede de Río Gallegos del ente laboral provincial.

Según habían explicado desde Represas Patagónicas a El Cronista, la decisión de despedir a los 328 trabajadores y de mantener 530 obreros para las obras complementarias en los campamentos Piedra Buena y El Calafate, fue consecuencia del desgaste financiero que le generó el nuevo parate que tiene el complejo hidroeléctrico por la decisión de la Corte Suprema de pedir un informe medio ambiental.

En ese contexto, se espera que para finales de febrero esté concluido el informe medioambiental ya que "sólo se puede hacer en verano por el caudal hídrico" y, entendiendo que sea aprobado, faltaría realizar la audiencia pública que también dictaminó el máximo tribunal.

La estimación es que, de no mediar un nuevo contratiempo, el proceso estará completo en abril de este año.
En septiembre del año pasado el gobierno nacional había firmado una Adenda del contrato con la UTE Represas Patagónicas donde fijaba nuevos costos y plazos. Luego de una evaluación de costos y de la aplicación del Decreto 691 sobre Redeterminación de Precios, el costo de la obra pasó de los u$s 7000 millones originales a u$s 4500 millones. En lo referido al plazo de concreción de la obra se paso de 66 a 80 meses.

En octubre pasado se lanzaba la primera gran licitación nacional e internacional para la compra de hierro, equipos de comunicación, camiones, y hasta termotanques por más de $ 2000 millones, lo que significa que las obras comenzaban a tomar impulso.

Esos tres concursos internacionales forman parte de una andanada de doce llamados que se publicaron ese mes para dar inicio a las obras del consorcio empresario Represas Patagonia.

Tanto es así que, aunque ahora están en medio de una discusión por despidos, voceros de la UTE aseguran que la estimación era que para febrero–marzo de 2017 iban a tener una plantilla de "alrededor de 2000 trabajadores" en actividad en el complejo hidroeléctrico santacruceño.

El 21 de diciembre pasado y con un fallo unánime, la Corte disponía la suspensión dictando una medida cautelar.