Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Diálogo con Macri: “Los argentinos no pueden pagar más impuestos”

Después de haber protagonizado la apertura del primer Foro de Inversiones y Negocios de la Argentina, el presidente dialogó con un reducido grupo de medios, entre ellos con El Cronista.

Diálogo con Macri: “Los argentinos no pueden pagar más impuestos”

Después de haber protagonizado la apertura del primer Foro de Inversiones y Negocios de la Argentina, el presidente Mauricio Macri dialogó con un reducido grupo de medios, entre ellos con El Cronista, para dar su lectura sobre la enorme convocatoria de representantes de empresas nacionales y extranjeras que logró el evento, y también sobre lo que qué debe esperarse en materia de políticas para el corto y mediano plazo. En esa charla, el jefe de Estado anticipó que el ministro Juan José Aranguren había vendido las acciones de Shell que tenía en su poder, pero también dio otras definiciones políticas: señaló que no le preocupan los matices que existen entre Alfonso Prat-Gay y Federico Sturzenegger; se mostró confiado en la la voluntad de diálogo del sindicalismo, y remarcó que en la Argentina no se pueden pagar más impuestos, lo que implica ponerle un tope a la presión tributaria por la que reclaman las empresas y los inversores.

A continuación, el diálogo completo con el primer mandatario:

— Presidente, usted ayer cenó con alguno de los invitados más importantes. ¿Qué dudas le plantearon y que les contestó usted?

— Hay mucho entusiasmo. Yo invité a Muthar Kent y a Andrew Liveris, dos fanáticos de esta nueva etapa que se está abriendo en el país. Tanto Dow como Coca-Cola están apostando fuertísimo a la inversión en el país. Ellos esperan que haya coherencia y constancia en todo lo que venimos diciendo. Ven que esto no es producto solamente de un gobierno, sino que hay una sociedad que maduró y que entendió que este es el camino, que no hay otro. Eso es lo que hace que la Argentina se transforme en uno de los lugares más atractivos del momento.

— ¿Nota alguna preocupación de alguno de los números de la economía, la deuda, el déficit fiscal?

— Estamos en el camino, todavía hay muchas cosas por resolver. La Argentina tiene que trabajar y caminar muchos años para lograr los equilibrios macro centrales, que son los superávit gemelos, una cuenta de inversión cada día más grande. Lo importante es que todos los días demos un paso en la dirección correcta. Esto no va a ser de un día para el otro. Lamentablemente en estos últimos 10 años se ha hecho muchos daño y hay que tratar de que este cambio cultural hacerlo en forma gradual y acompañando a todos los argentinos.

— Un inversor del exterior, en materia de política económica, a quien tiene que prestarle más atención, a Federico Sturzenegger o a Alfonso Prat-GAy?

— Tienen roles distintos. Uno cuida el valor de la moneda, los flujos monetarios, y Alfonso las reglas macro de la economía y del presupuesto del gobierno. Son dos visiones complementarias y como tal están funcionando, más allá de que haya matices.

— El sector de la energía renovable es uno de los que está empezando a despegar. ¿Cual sería uno de los que le siga?

— Yo diría que renovables va a ser un suceso. La energía en general también lo va a ser. Yo coincido en que vamos a ir avanzando en acuerdos productivos nacionales de todas las partes para desarrollar la energía fósil no convencional, Vaca Muerta, La minería también va a ser un elemento de desarrollo importante. El litio es uno de los minerales más demandados, Y están habiendo muchas inversiones en la Argentina alrededor de eso en los últimos siete meses. Y después el campo, que es el gran eje de este país. Es el motor que ya arrancó, que ha movido la venta de camionetas, de tractores, de maquinaria agrícola, y eso recién comienza. El horizonte para el campo es ilimitado. Ahora tenemos, en combinación con el desafío de aumentar la producción, es agregarle valor. Cuando uno viaja a China y ve lo que compran los 100 millones de chinos que son ricos, compran los mejores quesos, los mejores vinos, las mejores frutas. Ahí lo que vale es la calidad. Entonces ahi la Argentina tiene un enorme campo para crecer. Después es ir al tercer nivel es competir en el mundo con productos de alta calidad. Y eso es todo trabajo de calidad para la economía regional.

— ¿Ve un clima de maduración política que aliente las inversiones? Massa estuvo con usted en Davos y hoy no está, por ejemplo.

— Es oscilante, en la dirigencia, pero no en la gente. La gente entiende que estamos en una etapa de esfuerzo, de méritos personales, en una etapa de progreso a partir de lo que cada uno hace, que estamos dentro de un mismo colectivo. Siento que la mayoría de los argentinos hemos entendido que si hacemos nuestro trabajo bien el país va a crecer sistemáticamente. Los dirigentes oscilan, pero finalmente la gente decidió un cambio en la Argentina y yo soy la expresión de ese cambio. No es que yo logré un cambio, yo lo expreso, y aquellos que quieran tener el apoyo de los argentinos, van a entender que los argentinos sentimos que estamos para más, que queremos vivir mejor y ocupar un espacio en el mundo que nos permita vivir mejor a todos.

— ¿El índice de la ciudad plantea deflación durante el último mes, es sustentable esa caída de la inflación?

— Les recuerdo, prometí en la campaña que íbamos a salir del default y del cepo inmediatamente. Salimos del cepo a la semana y del default a los tres meses. Y ahí les dije que en el segundo semestre va a caer drásticamente la inflación. Y también lo hemos logrado. La inflación va a oscilar en un entorno de 1,5% rumbo al año que viene, hasta en un par de años llegar a valores de un dígito. Tenemos que estar todos comprometidos para que eso se sostenga en el tiempo, en base al trabajo inteligente, a la austeridad, al equilibrio en los presupuestos en todo el país. El tema de la deflación no es así, es una circunstancia. Porque todos sabemos que la tarifa cayó pero va a volver a aumentar. Con lo cual remitámonos al número sin el aumento de la tarifa, que está en el orden de 1%. Si levantaba una apuesta con todos ustedes hace unos meses, les hubiese sacado unos cuantos mangos a cada uno.

— Usted va a presentar este jueves el primer presupuesto de su gestión, ¿nos puede anticipar alguna característica?

— La característica es que vamos a tener presupuesto, esa es una flor de característica. Después de una década en la que había un dibujo, ahora se va a discutir de verdad sobre los números de la realidad. Y ahí es donde espero que sigamos mostrando esta maduración, porque todo tiene sumar 100. Si hacemos el viejo truco de que todos pedimos y después da 180. entonces no da. Los argentinos no pueden pagar más impuestos, pagan impuestos como en casi en ningún país del mundo con un Estado que les da muy pocas prestaciones a cambio, porque estamos recién comenzando a poner el Estado en funcionamiento.

— ¿El tope de la escala del Impuesto a las Ganancias va a pasar de 35 a 40%?

— No, no es así-

— El BCRA este año todavía tuvo un rol importante en materia de financiamiento al Tesoro. ¿En el 2017 eso se mantiene?

— Si, pero un poco menor

— ¿Puede ser una señal positiva para los inversores que van a invertir en el sector energía, que el ministro Aranguren se desprenda de las acciones de Shell?

— Para los inversores, no. El ministro ya lo ha hecho, ya se desprendió de las acciones (les doy una primicia). Pero lo ha hecho para que quede absolutamente claro que lo único que lo mueve, como todos los integrantes de mi gobierno, es ayudar al país, especialmente a los que menos tienen, y no a alguna empresa o corporación en particular.

— ¿Se lo pidió usted?

— No, lo hizo él por propia decisión.

— ¿El decreto publicado hoy no va a correr? Porque usted lo sacaba de tratar asuntos vinculados a Shell...

— Igual tiene que hacerlo, como lo ha hecho hasta el momento. Porque si trabajaste en los últimos tres años en una empresa la ley dice que vos tenés que abstenerte de tomar decisiones. Por eso Aranguren no tomó ninguna decisión en temas en los que Shell está vinculado. Insisto, el no pertenece mas a la empresa y las acciones que tenía no representaban una posición relevante ni la compañía tiene una posición relevante en la Argentina. Lo más importante es si la actividad de Shell en la Argentina moviese el valor de la acción a nivel mundial, bueno, cuidado. Pero Shell acá puede ganar diez veces más que no le mueve la acción mundial. Entiendo que ahora extrememos las formas, yo soy el primero en tratar de dar el ejemplo porque creo que la Argentina viene de una época en la que la corrupción y la mentira dominaban el escenario. Y tenemos que ir a una Argentina en la cual la transparencia y la verdad sea lo que nos vinculen.

— En el programa del foro no hay ningún sindicalista. ¿Le preocupa que se endurezca el sindicalismo y eso pueda ahuyentar la llegada de inversiones?

— Yo he dialogado y dialogo con la mayoría del sindicalismo argentino. Creo en la prudencia y en el sentido común de ellos.

— ¿En materia de señales, que los presidentes tengan que transitar la Justicia, en este caso tal como el caso más grave que es el de Cristina Kirchner, hasta usted que fue denunciado por los Panama Papers, eso tiene algún un tipo de impacto en la mirada de los inversores?

— En el mundo de hoy todo se mira. Pero también todo el mundo tiene mucho acceso a la información. Eso permite que se sepa quién es quién. En el G-20 todos tenían muy en claro quién era el presidente de la Argentina.

— ¿Cómo le fue en ese foro?

— Muy bien, muy bien. Me han transmitido un enorme interés y un enorme respeto por lo que se está haciendo en la Argentina, una enorme expectativa acerca del futuro. Todos los presidentes queriendo estrechar vínculos, ser parte de la agenda estratégica con la Argentina, como Rusia, Corea, Japón, China, Indonesia, Egipto...

— ¿Qué previsión de crecimiento tiene el Presupuesto para el año que viene?

Alrededor de 3, 3,5%.

— ¿Y el tipo de cambio como lo ve? Mucha gente asegura que hay atraso

Primero entendamos que es flotante. Entonces el tipo de cambio se va a ajustar al nivel que se resuelva con la flotación. Va a tener mucho que ver también con el nivel de inversión que haya en la Argentina, los flujos de capital que vayan entrando, las importaciones, especialmente las de bienes de capital (en la etapa que viene van a aumentar y eso va a ayudar a equilibrar). Queda claro que desde mi punto de vista como presidente yo quiero que haya un tipo de cambio que sea equilibrado, porque el desarrollo de las economías regionales que le van a dar más trabajo a la Argentina, donde más avanzamos hacia el federalismo con el que estamos comprometidos, se basa en eso, en que haya un tipo de cambio equilibrado.

— ¿Está el vicecanciller inglés en la Argentina. Hay posibilidades de que se hable, más allá del diálogo que se abrió entre los dos países, que se avance en acuerdos de exploración conjunta para trabajar en Malvinas?

— No, es muy temprano para eso. le dije a la nueva primer ministro que cuando pueda nos sentamos a hablar. Yo había comenzado un diálogo con Cameron, el Brexit lo abortó y ella ahora está con una nueva agenda, y me pidió un poco de tiempo. A Boris Johnson lo conozco desde sus tiempos de alcalde y nos pidió vernos en Nueva York, durante el transcurso de la asamblea de Naciones Unidas. La canciller Malcorra tiene una reunión agendada con él.

— ¿Le preocupa la situación del empleo?

— Los primeros números de este mes empiezan a mostrar que se revirtió levemente a positivo, con la creación de 10.000 empleos nuevos. Pero por lo menos paró el drenaje de los 30.000 empleos por mes, que obviamente lejos está de esos postulados oportunistas de ola de desempleo. La Argentina está en recesión hace un año. Lo bueno es que empiezan a verse índices que marcan un poco el fin de la recesión, los números de cemento, venta de camiones, y algunos otros indicadores más. Con prudencia, de a poco, no de un día para el otro, pero es todos los días da un pasito en la dirección correcta. Los u$s 40.000 millones que ya se han comprometido no son un cheque que llega al otro día. Son distintas personas que empiezan a moverse, a hacer búsquedas de personal, a contratar proyectos, obras. Es un flujo que va comenzando. No hay duda de que la Argentina va por el camino correcto. El éxito de este foro, con la concurrencia que tiene, lo vuelve a demostrar: es por acá. Pero insisto: es por acá. Pero todos quieren venir a un país en donde se respeta la ley, donde se respetan los compromisos, donde hay energía y se paga por la energía que se consume, donde está abierto al mundo y se importa y exporta, todos cosas del mundo normal al que queremos pertenecer. La responsabilidad de los argentinos es mostrarles que ese es el camino, que no hay otro. Es el camino que recorrió Chile, Colombia, Perú, países a los que le ha ido muy bien.

Más notas de tu interés

Comentarios5
benedictodos800
benedictodos800 14/09/2016 05:57:51

ENTONCES ESTE GOBIERNO DEBE COBRARLE A TODOS Y TODAS AUN LOS QUE TIENEN CEOS EN EL GOBIERNO, Y DE ESA MANERA SERA MAS SOPORTABLE , PERO ASEGURANDOSE QUE SUS EMPLEADOS ESTEN EN BLANCO , PORQUE ESTA RAZA ES MUY TRAMPOSA Y LADRONA LLEVANDO TODO A PANAMA

Juan Domingo_Perez Y Perez
Juan Domingo_Perez Y Perez 14/09/2016 09:33:13

ERROR ESTIMADO PRESIDENTE, LOS QUE PAGAMOS IMPUESTOS NO PODEMOS SEGUIR MANTENIENDO AL 82% RESTANTE, LA SOLUCIÓN ES QUE PAGUEMOS TODOS,

Carlos Felix Badano
Carlos Felix Badano 14/09/2016 07:09:12

Vamos Mauricio, QUE SE PUEDE,SE PUEDE !!!

Leonardo Fedre
Leonardo Fedre 14/09/2016 01:31:32

menos impuestos a las grandes corporaciones...... y cuando modifican ganancias para el laburante de a pie?

Pablo Garcia
Pablo Garcia 13/09/2016 11:33:55

¿Y estos 10.000 empleos nuevos, en que sectores se crearon?