Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Deutsche Bank anunció la recompra de deuda y su valor subió un 11,8%

En plena tormenta, la banca alemana busca demostrar su solidez, y presentó una oferta de compra pública para los bonos senior. Tuvo una buena respuesta pero aun hay desconfianza.  

Deutsche Bank anunció la recompra de deuda y su valor subió un 11,8%

En un contexto de pérdidas y volatilidad que, incluso, llevó a que se renovaran sus autoridades a fin de ordenar la situación, el banco más grande de Alemania se encuentra en el ojo de la tormenta y el mercado internacional lo observa con desconfianza.

Así es, que se propone recomprar su propia deuda. En particular, esta oferta de recompra contempla deuda no garantizada, es decir los bonos senior, por un volumen de 3.000 millones de euros y de 2.000 millones de dólares. Como respuesta, las acciones de Deutsche Bank subieron ayer hasta los 15 euros.

Los papeles de la banca subieron ayer 11,8%, hasta los 15 euros, revirtiendo varias jornadas de caídas por las dudas de los inversores sobre la solidez de la institución.

En detalle: la oferta es válida siete días laborables para la deuda en euros, y veinte días laborables para la deuda en dólares, si bien el precio puede ser más bajo para los bonos que se compren a partir del décimo día, añadió el banco alemán.

La jugada se enmarca en el colapso y volatilidad que están sufriendo las acciones de la entidad, cuyo valor de mercado bajó un 40% en el último año.

Las acciones del Deutsche Bank han perdido en lo que va del año 30,5% de su valor en bolsa, y desde hace seis meses casi 49%. Para tranquilizar a los inversores, el Deutsche Bank aseguró esta semana que es un banco solvente y que tiene suficiente liquidez para pagar este año los intereses de títulos de deuda convertible (CoCos) emitidos en 2014.

Los temores sobre la capacidad de Deutsche Bank para retribuir sus emisiones de deuda, y especialmente sobre lo llamados CoCos -los bonos obligatoriamente convertibles- es una de las principales causas que han desatado una ola de pánico en las bolsas europeas. En el medio de esta situación, la agencia de rating Standard & Poor's anunció ayer una rebaja de la calificación de la deuda del gigante alemán.

Esta baja en la calificación es una alerta por parte de S&P, al observar que los fondos dispuestos a pagar deuda han bajado en el último año. Al cierre de 2015, los llamados Available Distributable Items (ADI), es decir los recursos disponibles para pagar la retribución de los instrumentos de deuda, de Deutsche Bank sumaban 1.000 millones de euros, frente a los 2.900 millones del cierre de 2014.

El Deutche ha perdido mucho capital –esto es, el pilar financiero de un banco- en comparación con sus pares, y ahora se encuentra con que varios lo han superado. Esto lo vuelve más frágil cuando los mercados tiemblan.

Esta semana, el diario “Frankfurter Allgemeine Zeitug”, comentaba que con esta recompra de bonos senior, el Deutsche Bank fortalece su posición de capital y después no tendrá que pagar los intereses. Muchos de esos títulos de deuda cuestan ahora en el mercado financiero menos de lo que Deutsche Bank deberá pagar a sus propietarios cuando venzan; por ello, si compra deuda propia a un precio más bajo, al final gana la diferencia y fortalece su capital, .

Por su parte, el análisis de S&P se muestra más escéptico, y destaca que la real capacidad de pago de intereses para el ejercicio 2017 dependerá de los resultados que Deutsche obtenga en el mismo periodo. Es por esto que, a pesar de creer en la capacidad de pago del banco, la calificadora no ve con buenos ojos la reducción del capital, el costo de litigios y sanciones (en estados unidos), que atravesaron el banco en el último tiempo.

Es así que, sumados a la volatilidad del mercado, se pone en duda la capacidad de generar beneficios del banco. De allí, la decisión de bajar el rating, en línea con la política que la calificadora hizo pública en enero del pasado año.