U$D

MIÉRCOLES 23/01/2019
Dólar B.Nación
/
Merval
Riesgo País
689 / 2.53

Deuda pública terminaría en 87% del PBI en 2018, con tendencia a la baja

Esperan que en 2019 el indicador inicie su descenso con la recuperación del crecimiento económico junto con la austeridad fiscal. No ven posibilidad de una reestructuración de los pasivos. 

Deuda pública terminaría en 87% del PBI en 2018, con tendencia a la baja

Si bien el Ministerio de Hacienda publicó recientemente que el stock de deuda finalizó el tercer trimestre de 2018 con un ratio del 95% del PBI, una cifra abultada que hizo ruido en el mercado, un informe de una consultora privada sostuvo que se trató de un pico y que los pasivos comenzarán a descender hasta terminar ese año en un 87% del PBI

"El tipo de cambio utilizado para convertir la deuda dolarizada a pesos fue el mayorista del 28 de septiembre, que alcanzó a $40,9, el más alto del 2018", indicó un informe de la consultora Federico Muñoz & Asociados.

El resultado fue que "el monto de deuda pública medido en pesos queda muy inflado frente a un PBI nominal promedio de cuatro trimestres que todavía no internaliza el aumento de la inflación". 

En los últimos tres años el Gobierno no solo aumentó el nivel de endeudamiento sino que también emitió un 80% de sus pasivos en moneda extranjera. Esto hace que ante cualquier salto abrupto del tipo de cambio se eleve la deuda en dólares, que luego de convierte a pesos a una tasa más elevada. 

Para la consultora, este ratio tocó un punto máximo en el tercer trimestre y tenderá a bajar a partir del cuatro trimestre del 2019, que llegaría a un 87% del PBI. "Creemos que este nivel de deuda -pesado e incómodo- sigue siendo sostenible, si el Gobierno se atiene a las pautas de austeridad comprometidas de los próximos años y si la economía vuelve a crecer", aclaró. 

Esta línea de razonamiento se asimila a lo esperado por el equipo técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI), que en su último reporte aseguró que el ratio de deuda llegará al 78% del PBI en 2018, y que a partir de ese punto, se espera la progresiva caída del ratio hasta converger a cerca del 60% hacia 2023.

"En nuestro escenario base, seguimos sin contemplar la posibilidad de una reestructuración de deuda pública; mucho menos de un default", concluyó la consultora. 

Si bien la emisión de deuda fue abultada durante la gestión de Cambiemos, un fundamento que hace pensar en que la carga es aún sostenible es que más del 53% de la deuda neta se encuentra en manos de diversos agentes del sector público. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés