Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL
Deuda en pesos: el Gobierno allanó el camino para la deuda de privados

Deuda en pesos: el Gobierno allanó el camino para la deuda de privados

En el mercado esperan que las empresas puedan conseguir tasas más bajas a la hora de emitir deuda. Sin embargo, advierten que el contexto externo y las medidas que adopte el Gobierno serán claves para ver si se consolidan las tasas bajas.

La necesidad de financiamiento no sólo es una preocupación y un tema central para el Gobierno, sino también para los privados que buscan captar fondos para sus empresas. La reciente emisión realizada por el Ejecutivo Nacional de bonos en pesos y a 10 años marcó una referencia de importancia para el mercado.

El gobierno licitó dos títulos a tasa fija en moneda local, a 7 y 10 años, por los que obtuvo un total de $ 76.387 millones, recibiendo ofertas por poco más de $ 90.000 millones. Por el título a 7 años se obtuvo una tasa de 16%, en tanto que para el bono a 10 años la tasa fue del 15,50%.

El resultado y el interés de la colocación muestra la confianza que hay en el mercado sobre la política llevada a cabo por el Banco Central hasta el momento para contener la inflación. Una tasa del 15% con diez años de plazo le otorga mayor previsibilidad a las empresas a la hora de planear sus necesidades de financiamiento en la próxima década.

 “Continuando con su estrategia de diversificar fuentes de financiamiento y promover, al mismo tiempo, el desarrollo de un mercado de deuda en pesos a largo plazo, el Gobierno realizó está emisión. Con esto, en poco más de un mes, se logró dar forma a una curva de rendimientos en pesos a tasa fija, empezando a comienzos de septiembre con la colocación de un bono a 18 meses con una tasa de 22,75% y llegando en la última licitación a un plazo de 10 años con una tasa de 15,50%”, destacan desde el Banco Ciudad y agregan que esto podría haber parecido impensado pocos meses atrás.

“Las tasas obtenidas por el Gobierno nacional van en línea con lo que sucedió en emisiones a principio de año y esto le abre el camino a provincias y empresas para conseguir tasas más atractivas”, destacó el economista Fernando Baer, de la consultora Bconomics ya agregó que “en el corto plazo va a continuar esta tendencia de tasas a la baja en las licitaciones de deuda”.

“El éxito de la colocación de dos nuevos bonos vuelve a confirmar el interés que el mundo financiero muestra por el país favoreciendo un intenso ingreso de capitales financieros en un mundo altamente endeudado que ofrece rendimientos cercanos a cero”, sostiene la consultora Ficonomics.

Para el economista Miguel Bein “la agenda de corto plazo consiste en lograr que la bonanza financiera reflejada en las colocaciones de deuda de las últimas dos semanas se traslade a la economía real”. En esta línea aclaró que “si bien la posibilidad de desarrollar una curva de deuda en pesos a tasa fija es más que ‘saludable’ para una economía que tiene reservas exiguas y que no tiene margen para bajar rápidamente el alto déficit fiscal de partida, mientras la demanda de estos bonos esté concentrada en fondos del exterior que vienen con dólares, el ciclo de la macro local seguirá asociado a la volatilidad de las corrientes de capitales”.

Pese a que las tasas en las que se emitió fueron una señal positiva, en el mercado advierten que esta tendencia se puede consolidar o no dependiendo de múltiples factores, tanto internos como externos. “La evolución de las tasas que se consigan en el futuro dependerá en gran medida del contexto internacional donde habrá que ver cuál es la decisión de la Fed sobre las tasas. Además, la Argentina en los últimos meses está mostrando un comportamiento distinto y se visualiza en los objetivos fijados por el Banco Central y la política monetaria”, destacó Baer en diálogo con Cronista.com.

“Los montos emitidos permitieron la creación de un mercado de deuda en pesos a largo plazo con niveles de liquidez capaces de servir de referencia a emisiones del sector privado. De la misma forma que la reapertura del mercado de deuda externa para el gobierno allanó el camino para emisiones del sector privado en el exterior, el desarrollo de un mercado de deuda en moneda local a tasa fija contribuiría a facilitar el acceso del sector privado a financiamiento de largo plazo en pesos, otro hecho sumamente relevante”, agregaron desde el Ciudad.