Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Deuda: Argentina advierte que sin aval de Apelaciones, caerán acuerdos de pago

El Gobierno pidió en Nueva York que se valide la orden de Griesa que levanta las restricciones para poder pagar a los holdouts y a los bonistas del canje

Deuda: Argentina advierte que sin aval de Apelaciones, caerán acuerdos de pago

Argentina pidió a la Corte de Apelaciones de Nueva York confirmar la orden del juez Thomas Griesa que levanta las sanciones contra el país una vez que Argentina pague los acuerdos alcanzados con los fondos buitre con sentencias a su favor. En un escrito presentado el lunes a última hora, el Gobierno advirtió que un fallo en contrario bloqueará el proceso de emisión de deuda con el que el país buscará captar los fondos necesarios para cumplir con esos acuerdos.

La defensa Argentina, encabezada ahora por el estudio Cravath, argumentó que las medidas cautelares que dispuso Griesa en noviembre de 2012, y que quedaron efectivas a mediados de 2014 e impiden desde entonces el pago de los vencimientos de deuda regularizada, tenían como objetivo sentar a Argentina a negociar. Por lo tanto, siguió, como Argentina logró acuerdos para pagar cerca del 90% de los reclamos en su contra, esas sanciones pierden sentido.

"Como la Corte (de Griesa) encontró, ahora que la República a vuelto a la mesa de negociaciones a negociar de buena fe con los litigantes, las cautelares no sólo son innecesarias, sino afirmativamente contraproducentes e inequitativas", indicaron los abogados del país. "La fuerza continuada de las cautelares impide a que Argentina acceda a los mercados globales de capitales a conseguir los fondos necesarios para completar los acuerdos, porque los inversores globales no podrán contar con la autoridad de Argentina para pagar" la nueva deuda, siguió.

Para poder salir al mercado, la administración de Mauricio Macri necesita contar con dos condiciones. Por un lado, requiere el aval del Congreso (el Senado tratará el proyecto, que ya tiene media sanción de Diputados, la semana próxima). Por otro, el de la justicia de Estados Unidos. El juez Griesa ya ordenó levantar las sanciones que impiden pagar deuda reestructurada una vez que Argentina pague y afirmó que no avalará eventuales embargos sobre las operaciones financieras que haga el país para conseguir esos fondos. Ahora es el turno de la Corte de Apelaciones.

Los fondos buitre NML Capital y Aurelius, principales litigantes, llegaron a acuerdos para cobrar u$s 4.653 millones. Pero pidieron al juez mantener las sanciones, ya que recelan del país. Las partes pidieron a Apelaciones una audiencia para el 5 ó 6 de abril. Luego, el tribunal de alzada deberá expedirse. Argentina espera contar con una semana para sellar la colocación de bonos y tiene tiempo para pagar las sentencias hasta el 14 de abril.