Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Cocaína en la embajada rusa: detuvieron en Alemania al presunto cerebro de la banda

Así lo aseguró hoy la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, que además afirmó que, con la detención del denominado 'Señor K', la banda “está totalmente desbaratada”.

Cocaína en la embajada rusa: detuvieron en Alemania al presunto cerebro de la banda

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich , dijo que el denominado ‘Señor K‘ detenido hoy en Alemania es “dueño, cerebro, jefe de la organización narcocriminal” que tenía casi 400 kilos de cocaína en la Embajada de Rusia en Buenos Aires. Además, aseguró que, con esta detención, la banda “está totalmente desbaratada”.

El presunto cerebro ruso del tráfico de cocaína en la embajada de Rusia en Argentina, Andrei Kovalchuk, fue detenido en Alemania, según indicó la policía de ese país.
 
Unidades de Berlín detuvieron a Kovalchuk, y ahora se encuentra bajo custodia de la policía”, declaró esta mañana un portavoz policial alemán. 
 
Se sospecha que el detenido estaba al frente de una operación de tráfico de droga en la Argentina, donde se encontraron casi 400 kilos de cocaína en un anexo de la embajada rusa en Buenos Aires.
 
Se lo acusa de haber “constituido una organización criminal cuyo objetivo era el tráfico de cocaína de Argentina hacia Rusia”.
 
Andrei Kovalchuk estaba prófugo en Alemania. La droga fue descubierta, escondida en 16 maletas, tras una denuncia del embajador ruso Viktor Koronelli.
 
Antes de la detención de Kovalchuk, cinco personas habían sido arrestadas en este caso investigado conjuntamente por las policías de los dos países: dos en Argentina y tres en Rusia.
 
Entre las personas detenidas en Buenos Aires figura un ruso nacionalizado argentino que había integrado la policía de la capital en 2013.
 
La droga, “de gran pureza” tiene un valor “de unos 50 millones de euros (USD 60 millones) en el mercado ruso” y estaba destinada a Rusia y probablemente Alemania, según los investigadores.