Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Detuvieron a un represor que estaba prófugo desde 2013

El represor condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad Jorge Antonio Olivera fue detenido ayer en San Isidro, luego de permanecer prófugo desde julio de 2013, cuando se escapó del Hospital Militar. Así lo confirmaron fuentes judiciales y detallaron que el arresto se produjo en la casa de su ex mujer ubicada en la localidad bonaerense de San Isidro.

La causa por la fuga estaba a cargo del fiscal Franco Picardi, quien llevaba adelante distintas intervenciones telefónicas en su entorno familiar, que finalmente dieron con el dato de su paradero.

Las investigaciones judiciales también incluyeron seguimiento de mails de familiares de Olivera, donde se recolectaron datos que dieron cuenta que el prófugo podría encontrarse en la casa de su ex esposa. Luego de tareas de inteligencia durante las últimas 48 horas, la Justicia ordenó ayer el allanamiento del domicilio de la mujer, donde finalmente fue detenido.

El represor se había fugado del Hospital Militar ubicado en Palermo el 25 de julio de 2013 junto a Gustavo de Marchi, quien había sido condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad cometidos en San Juan.