Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Detuvieron a los prófugos Cristian Lanatta y Víctor Schillaci en Santa Fe, cerca de Cayastá

Fueron apresados por la policía santafesina en una arrocera, donde tenían un rehén. Se espera el anuncio oficial por parte de las autoridades nacionales.También, está previsto para hoy que Martín Lanatta sea indagado en el penal de Ezeiza, por el fiscal de Azul Cristian Citterio.

El vicegobernador de Santa Fe, Carlos Fascendini, aseguró hoy que la Policía de esa provincia detuvo esta mañana a Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, los dos condenados por el triple crimen de General Rodríguez que permanecían prófugos.

“Les doy la primicia: los otros dos están detenidos por la policía de Santa Fe. Los han detenido las tropas de operaciones especiales de la provincia de Santa Fe en cercanías de Cayastá, esto es reciente”, afirmó.


“Los otros dos están detenidos por la policía de Santa Fe”, dijo el vicegobernador de la provincia, Carlos Fascendini.


En diálogo con radio Del Plata, el funcionario dijo que “está viajando el ministro (de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro) para allá” y que la noticia “seguramente se dará a conocer en unos momentos”.

Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, los dos prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez, fueron recapturados en las instalaciones de una arrocera -a unos 500 metros de donde fue atrapado el sábado Martín Lanatta, en la localidad santafesina de Cayastá-, luego de haber tomado a un empleado como rehén.

Los prófugos están detenidos ahora en manos de la policía provincial, y según trascendidos la autoridades locales se niegan a entregarlos hasta tanto no esté presente en el lugar el encargado del operativo a nivel nacional.

Franco Martín, trabajador de un molino de la localidad santafesina de Cayastá tomado de rehén esta mañana por Cristian Lanatta y Víctor Schillaci antes de ser recapturados, aseguró hoy que los delincuentes “estaban armados” pero que lo trataron “bien”, al tiempo que reveló que los reconoció “enseguida” aunque se hizo “el tonto” para no correr riesgos.

“Los dos hablaban, me decía que si me portaba bien con ellos, no me iba a pasar nada. Los dos estaban armados, tenían armas 9 milímetros. Pero siempre me trataron bien”, afirmó.
En declaraciones al canal C5N, el hombre dijo que cuando llegó la Policía al lugar, los condenados se estaban poniendo ropa de trabajo que él llevaba en su mochila, y que no hubo disparos al momento de la detención.