Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Detienen a dos exfuncionarios sciolistas acusados de fraude

La justicia investiga un fraude con la compra de insumos para centros de adicciones y hospitales durante la última gestión del gobernador bonaerense. Los detenidos pertenecían al Ministerio de Salud.

Detienen a dos exfuncionarios sciolistas acusados de fraude

La Justicia bonaerense detuvo a dos exfuncionarios del Ministerio de Salud y a dos empresarios vinculados con la venta de medicamentos en el marco de la causa que investiga un fraude con la compra de insumos para centros de adicciones y hospitales durante la última gestión de Daniel Scioli.

Según publica hoy La Nación, la principal detenida es Ana Beatriz Priolo, quien fue directora general de administración del Ministerio de Salud durante la administración de Alejandro Collia. El segundo detenido es Hernán Azzari, integrante de la Subsecretaría de Salud Mental y Atención a las Adicciones.

La causa está en manos del titular de la Unidad de Investigaciones Complejas N°8 de Buenos Aires, Jorge Paolini, quien liberó órdenes de captura para otros exfuncionarios sciolistas, entre los que se encuentran el subsecretaraio de Salud Mental y Adicciones, Carlos Sanguinetti y Viviana Callegui.

En tanto, los empresarios apresados son Leonardo Paci, quien ya había sido detenido en otra causa relacionada con fraudulentas compras de drogas oncológicas en el Instituto de Obra Médico Asistencia (IOMA), y Leandro Durand.

Según la publicación, los investigadores pudieron determinar irregularidades en la compra de insumos hospitalarios. "En las escuchas constatamos conversaciones entre funcionarios que armaban licitaciones. Al igual que sucedió en otras causas sobre corrupción en la obra pública se presentaba una empresa y otras truchas y se direccionaba a la que se quería beneficiar", explicó al diario una fuente con acceso al expediente.

Los cargos contra los involucrados fueron asociación ilícita, fraudes reiterados contra el Estado y negociaciones incompatibles con la función pública, con penas de hasta 10 años de prisión y 15 en el caso del jefe de la organización.

"Hasta el momento se comprobó una modalidad similar en cinco expedientes por un monto un poco mayor a los $ 500 mil que salió de fondos de la provincia de Buenos Aires para comprar insumos que nunca llegaron a destino", revelaron las fuentes.