Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Desorientado y con internas, el FpV llama a los gremios por la ley antidespidos

El bloque que preside Héctor Recalde volverá a consultar con las centrales sindicales cómo avanzar. El fracaso de la semana pasada desmoralizó a la bancada

Micheli y Moyano, nexo con los gremios

Micheli y Moyano, nexo con los gremios

En el PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV) repiten la palabra y varios de sus sinónimos. "Nos puso en una encerrona". "Estamos en un atolladero". Es un embudo". Así definen la situación en la que quedó el bloque en la Cámara de Diputados después de fracasar en su intento de convertir en ley la prohibición de los despidos sin causa y las suspensiones por 180 días. Ahora, mientras avanza en el diálogo con el Frente Renovador (FR), la bancada que preside Héctor Recalde decidió consultar con las centrales sindicales qué proyecto es el que prefieren.

A 24 horas de la sesión en la que el oficialismo habilitará el tratamiento del tema, nada parece claro para el PJ-FpV. "A esta altura ya no sabemos bien qué quieren las centrales sindicales", reconoció una fuente del bloque en diálogo con El Cronista. Para disipar esa duda clave, este mediodía Recalde se reunirá con los referentes de la CTA Hugo Yasky y Pablo Micheli, mientras otros dirigentes cercanos oficiarán de emisarios ante el resto de los líderes obreros: Juan Carlos Schmidt volverá a convertirse en nexo –como todos estos días– entre el jefe del bloque y Hugo Moyano (CGT Azopardo); y el diputado Abel Furlan hablará con Antonio Caló (CGT Balcarce).

En este contexto, la Asociación Bancaria emitió ayer un documento firmado por toda su conducción nacional reclamando "la inmediata sanción de la Ley de Emergencia Ocupacional sin modificaciones" y exigió que "las especulaciones partidistas no pueden volver a impedir este miércoles el quórum en la Cámara de Diputados". El bloque quiere saber cuánto respaldo hay de las centrales a esa postura.

Pero son tantos los caminos posibles para el PJ-FpV que, mientras tanto, mantiene diálogo con el massismo y evalúa terminar votando el proyecto del FR si no consigue ratificar la media sanción de la Cámara alta. Para explorar ese escenario, Recalde intentó ayer ver a su par en el Senado, Miguel Pichetto, pero no lo logró. Ese encuentro pasó en teoría para hoy, aunque cerca del rionegrino no ocultaban anoche el malestar porque "el proyecto está en Diputados y son ellos los que deben resolverlo, sin pretender que el Senado les financie los conflictos".

El oficialismo, por su parte, no se queda quieto para intentar boicotear la ley. El presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, le insiste a Massa con un acuerdo, que no parece viable. Ante cada interlocutor que los contacta, sea macrista o kirchnerista, los massistas repiten: sólo votarán su proyecto, que prohíbe despidos y suspensiones pero habilita beneficios fiscales a las Pymes.

En el medio, queda el resto de las bancadas. El bloque Justicialista, de Diego Bossio, que la semana pasada intentó sesionar junto al PJ-FpV, mantiene su postura de aprobar el proyecto del Senado sin cambios. Los puntanos de Adolfo Rodríguez Saá aspiran a un consenso que no los obligue a elegir entre unos u otros. Algo similar a lo que observan los socialistas, que consideran que el proyecto saldrá "en la medida que haya acuerdo" del FR y el PJ-FpV".

Así, a tres semanas de que el Senado aprobara el texto con dos tercios y a 24 horas del debate en Diputados, el escenario continúa abierto.