Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri recibió el alta tras los estudios por una arritmia y ya está en la quinta presidencial

Estuvo internado por algunas horas en la Clínica Olivos y estuvo sedado. Cuando se despertó y le dijeron que la arritmia había aflojado, comentó: "Entonces me voy a casa". Suspendió el acto de mañana, se hará estudios de rutina y el lunes retomará su agenda oficial.

Macri recibió el alta tras los estudios por una arritmia y ya está en la quinta presidencial

El presidente Mauricio Macri tuvo que realizarse imprevistamente estudios en una clínica de Olivios luego de sufrir una arritmia. Se trató de una internación imprevista y el mandatario debió ser sedado, aún cuando se trató de análisis preventivos. Antes de la medianoche, le dieron el alta y regresó a la quinta presidencial.

El mandatario sintió un malestar alrededor de las 15, más tarde mantuvo un "off" con los periodistas Walter Curia, Eduardo Feinmann, Edi Zunino y Gloria López Lecube. Y alrededor de las 19, cuando regresó el malestar, se trasladó hasta la clínica Olivos, en la misma localidad bonaerense en la que se encuentra la quinta presidencial.

La Unidad Médica Presidencial (UMP) confirmó entonces la información. "El presidente Mauricio Macri tuvo esta tarde, alrededor de las 15, una leve arritmia que no le impidió continuar con su trabajo y mantener la agenda de actividades previstas en la quinta de Olivos. Al concluir la actividad prevista, siendo ya las 19.30 aproximadamente, la Unidad Médica Presidencial decidió que se realizara una revisión en la Clínica Olivos. Finalizados los estudios, y al constatarse que se revirtió la arritmia, permanecerá algunas horas más por precaución, para luego regresar a su domicilio", afirmaba ese comunicado de la UMP.

En la clínica, Macri fue sedado. Cuando se despertó, el médico le dijo que la arritmia había aflojado y que podía hacer lo que quisiera. "¿Puedo hacer lo que quiera?", preguntó entonces el presidente. Y cuando el médico le dijo que sí, el mandatario añadió simplemente: "Entonces me voy a casa".

Pasadas las 23, Presidencia confirmó que el mandatario ya estaba otra vez en la quinta de Olivos. Según pudo saber El Cronista, suspendió la visita que tenía previsto hacer mañana a San Miguel para encabezar un acto de obra hídrica con la gobernadora María Eugenia Vidal y el intendente Joaquín de la Torre. Durante el fin de semana sólo hará vida social y se realizará estudios de rutina. Y el lunes retomaría su agenda oficial.

En enero, Macri se había realizado “estudios médicos de rutina” en enero en la Clínica Favaloro. En esa oportunidad, al retirarse, el propio Presidente aseguró que estaba bien y bromeó: “Me dijeron que podría estar peor”. Esa vez, la Casa Rosada informó que le realizaron “una serie de controles aeróbicos rutinarios para evaluar su estado físico debido a la habitual actividad deportiva que realiza en su tiempo libre” y que “el jefe de Estado hace anualmente estos controles que  consisten, entre otros, en actividad sobre una cinta durante los cuales se evalúan respuestas físicas y cardíacas”.