Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Desestimaron denuncia contra Carrió realizada por un hombre al que le pagaron por hacerla

El juez federal Daniel Rafecas dispuso que se archive la denuncia contra la diputada por enriquecimiento ilícito. Quién la había realizado, un albañil de Derqui, confesó haber cobrad $1500 de otra persona para realizarla.

Desestimaron denuncia contra Carrió realizada por un hombre al que le pagaron por hacerla

El juez federal Daniel Rafecas desestimó hoy una denuncia por enriquecimiento ilícito contra la diputada nacional Elisa Carrió (CC-Cambiemos) luego de que el denunciante confesara que cobró 1500 pesos por hacer la presentación en los tribunales de Comodoro Py.

Fuentes judiciales informaron que el magistrado dispuso archivar la denuncia que había realizado el albañil Saúl Enrique Paz, con instrucción primaria y residente en la localidad bonaerense de Derqui, que había faltado a las dos citaciones del juzgado para que ratificase la presentación y la firmara.

Rafecas ordenó el jueves pasado a la fuerza pública ir a buscar a Paz y acercarlo al juzgado, oportunidad en la cual el denunciante confesó que había sido llevado a Comodoro Py por un tal Alan González a radicar una denuncia laboral, que no había leído el texto del escrito y que por ello cobró $ 1500.

“Se ha demostrado que (la denuncia) no responde a alertar a la autoridad acerca de un hecho ilícito, sino más bien, a una maniobra presuntamente fraudulenta destinada a generar un estado de sospecha, en este caso, respecto de una funcionaria pública”, sostuvo el juez en su fallo.

Y añadió que “abrir una investigación penal (con lo que eso significa, esto es, la posibilidad de poner en peligro la tranquilidad, la imagen pública, la honorabilidad, la intimidad y demás derechos y garantías del justiciable), convertiría al juez en un instrumento puesto al servicio de personas que actúan valiéndose de otros y que procuran fines ajenos -posiblemente de tipo mediático o político- a la administración de Justicia, que en ningún caso se puede tolerar”.

A la vez que desestimó y archivó la denuncia contra Carrió, dispuso abrir una investigación por falsa denuncia contra Paz, agregaron las fuentes.

Ya el jueves pasado la jefa de la Coalición Cívica había advertido, en un comunicado, que le “pagaron” $ 1500 al denunciante que la había acusado de presunto “enriquecimiento ilícito‘.

“Esto es vergonzoso, un escándalo producto de operaciones políticas vinculadas a sectores de Inteligencia y a altos rangos del Poder Judicial”, afirmó la legisladora.

Y agregó: “También es un enorme escándalo que haya tantas causas fraudulentas tramitándose en la Justicia, tanto en el gobierno anterior, como durante este”.

La referente de Cambiemos planteó que le “había resultado muy extraño el fallo de la Cámara Federal que hizo lugar a la reapertura de la causa y revocó la decisión correcta del juez Daniel Rafecas de archivarla, porque el denunciante nunca había ratificado y porque era una obvia y burda operación”.

El pasado 13 de abril, la Sala II de la Cámara Federal porteña había ordenado reabrir la denuncia contra Carrió.

Por eso, Rafecas citó por tercera vez a ratificar la denuncia a Paz, quien finalmente se presentó la semana pasada y, bajo juramento, declaró que “le habían pagado para denunciar a la diputada”, consignó el comunicado.

Carrió manifestó su “preocupación” por la seguridad de Paz, quien fue “evidentemente instigado por personas oscuras que pueden pertenecer a los servicios de Inteligencia o sectores del Poder Judicial o la política bonaerense”.