Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Desde la CGT advierten que el bono de fin de año “es obligatorio” 

Lo aseguró el representante de la central de trabajadores y líder metalúrgico, Francisco ‘Barba’ Gutiérrez, quien aclaró “el paro no se esfumó”.

Desde la CGT advierten que el bono de fin de año “es obligatorio” 

El secretario de Interior de la CGT, el metalúrgico Francisco ‘Barba‘ Gutiérrez, advirtió hoy que el pago del bono extraordinario de fin de año con un piso de 2.000 pesos acordado por el Gobierno, los empresarios y la central obrera es de cumplimiento “obligatorio” y apuntó que un “paro general no está esfumado para nada”.
 
La Mesa del Diálogo para la Producción y el Trabajo “busca salidas a los grandes temas de coyuntura y de cómo generamos crecimiento económico con creación de empleo; en especial atender todo lo que hace a la importación de productos que hacen daño al trabajo de los argentinos”, dijo Gutiérrez.

En declaraciones formuladas a Radio El Mundo, el sindicalista y ex intendente de Quilmes comentó además que el encuentro tripartito del miércoles “fue una reunión tensa, dura con ellos (los empresarios) en especial cuando se discutió el otorgamiento del bono”.

“Lo que tiene que quedar absolutamente claro es que el bono de $ 2.000 se debe pagar en todas las actividades. Cada organización sindical lo podrá incorporar a su negociación sectorial de la manera más conveniente y como un piso‘, dijo Gutiérrez.

En esa línea ratificó la presencia de la dirigencia de la CGT en ese ámbito “para defender los intereses de los trabajadores y sus familias” y agregó que el bono es obligatorio”.
 
“Si no nos ponemos de acuerdo en esto, nos tenemos que levantar e irnos, y además tenemos el paro convocado y no tenemos más que discutir”, advirtió.

Y añadió: “El paro no se esfumó para nada. En el país hay realidades que son difíciles, son realidades duras. Para los compañeros suspendidos y despedidos deberíamos tener un compromiso de que se paren con esas medidas por 90 días y después analizar la situación del trabajo en todo el país”.

Por último, Gutiérrez adelantó que para el próximo encuentro -previsto para el 15 de noviembre- la mesa de diálogo ingresará en “otra etapa” para abordar “las suspensiones y despidos de trabajadores en todo el país”.
 
“Solucionamos una parte, pero nos quedan las otras”, finalizó.