Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Desde Roma, Macri dijo que tiene “fe en la prudencia de los sindicatos”

Destacó que el desafío del país es “crecer y generar empleo”. Antes de reunirse con Francisco, había convocado a empresarios y trabajadores al “Diálogo para la Producción y el Trabajo” en medio del reclamo por un bono de fin de año.

Desde Roma, Macri dijo que tiene “fe en la prudencia de los sindicatos”

El presidente Mauricio Macri destacó hoy que el gran desafío del país “es crecer y generar empleo” y, al concluir su visita al Vaticano, destacó la canonización de un santo cordobés por parte de un papa argentino como “un hecho histórico que no se va a repetir”.

En declaraciones que hizo en la mañana de Italia, reproducidas esta tarde por un comunicado de Presidencia, Macri se refirió a su reunión del sábado con Francisco, su diálogo sobre la pobreza, y apuntó que el gran desafío de Argentina con miras al futuro “es crecer y generar empleo”.

“Venimos de un lustro sin crecimiento, con información falsa y errónea. Revertir todo eso en poco tiempo no es fácil”, añadió  y afirmó que en su administración “bajamos la inflación y ahora vamos a crecer”.

Asimismo, sostuvo que en la lucha contra la inflación “hemos sido exitosos contra la opinión de muchos”

“Tengo fe en la prudencia de los sindicatos, coincidimos en el diagnóstico y que hay que ir evolucionando sector por sector para lograr mejores condiciones. Se viene la mesa del diálogo, aunque hay sectores con los que ya estamos hablando”, añadió el mandatario.

El Gobierno oficializó la semana pasada la convocatoria al “Diálogo para la Producción y el Trabajo” a los representantes de trabajadores y empresarios organizados en entidades representativas que los nuclean, tras el acuerdo alcanzado con el sindicalismo peronista para dar respuesta a distintos reclamos de la CGT; que postergó la convocatoria a una huelga general.

Poco antes de dejar el Vaticano, manifestó su satisfacción por haber participado de la canonización del sacerdote cordobés José Gabriel Brochero al advertir que se trataba de “un hecho histórico que no se va a repetir” dado que la canonización fue hecha por “un Papa argentino con un santo que nació y vivió en la Argentina”.

Asimismo, resaltó que haber podido “charlar y mostrarle lo que estamos haciendo (al Papa) fue muy bueno”.

“Hablamos de seguir creando oportunidades para los argentinos” y “el Papa se entusiasmó con las obras de los ferrocarriles, porque eso alimenta a los pueblos y evita el desarraigo”, añadió

El Presidente partió del aeropuerto Fiumicino de la capital italiana a las 21.45 hora local (16.45 de Argentina) en el vuelo AZ680 de Alitalia junto a su mujer Juliana Awada, su hija Antonia, el vocero presidencial Iván Pavlovsky, el secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo y e secretario Legal y Técnico Pablo Clusellas.

También regresará hoy Valentina, la hija de Awada con su pareja anterior, y que participó ayer del encuentro que Macri y su “familia ensamblada” con el Obispo de Roma.

Fuente: agencias