Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Desde Davos, Dujovne habló sobre la amnistía fiscal, el déficit y el mercado laboral

El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne dialogó con la CNN sobre la actualidad de la Argentina en el marco del Foro Económico Mundial.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dijo hoy que las políticas económicas del gobierno del presidente Mauricio Macri no cambiarán en 2017 por tratarse de un año electoral, ya que “somos un Gobierno que piensa en el largo plazo y no mira el calendario de elecciones, por lo que este año haremos lo mismo que en 2016: entre otras cosas, tratar de reducir el déficit en forma gradual para aumentar el gasto en infraestructura en relación al PBI”.

En diálogo con CNN sobre la actualidad de la Argentina en el marco del Foro Económico Mundial, Dujovne recordó que en 2016, respecto de 2015, se produjo una rebaja de impuestos distorsivos de dos puntos del PBI, al mismo tiempo que, por primera vez en 20 años, el gasto se mantuvo estable y no creció en términos reales. 

El funcionario también explicitó sus expectativas con relación al blanqueo: dijo que la exteriorización supone una masa de recursos de 20 puntos del PBI como para generar crédito en la Argentina, pero que esa disposición será “gradual” porque “tenemos que ganarnos aún la confianza” de los ahorristas e inversores, para tener una “base financiera a largo plazo que nos va a permitir seguir reduciendo el costo del capital en la Argentina”.

Dujovne rechazó la idea de que el Gobierno esté encarando una reforma laboral de características flexibilizadoras al estilo de los años 90. “No es una flexibilización, es un acuerdo negociado entre el Gobierno, las empresas y los sindicatos, en los que todos ceden algo y todos ganan algo”.

Tampoco estuvo de acuerdo con que el peso esté “sobrevaluado”. Advirtió que la Argentina tiene “un tipo de cambio flotante y si uno mira la evolución del tipo de cambio real, es decir ajustado por precios, verá que hemos tenido una importante ganancia de competitividad”, a lo que hay que sumarle la “eliminación de impuestos a las exportaciones y bloqueos” a las ventas en el exterior. “La ganancia en competitividad ha sido enorme”, señaló.