Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Delgado: "Que el Estado contrate es una maquinaria pesada de mover"

Adelantó que el gasto devengado hasta ahora es récord y que las licitaciones más ágiles son las de aguas. Pero también dijo que se están ejecutando muchas viviendas

Delgado:

Con las planillas de ejecución del Presupuesto sobre la mesa, el subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal, Ricardo Delgado, cuenta, orgulloso, que la cartera de Interior, Obras Públicas y Vivienda, de la cual es parte, ya lleva devengado el 33% de los $ 37.068 millones asignados para todo el año. "El primer trimestre de este año ha sido el mejor en materia de ejecución de obra pública de toda la gestión. Todos los ministerios están ejecutando muy bien, pero en nuestro caso, el número es récord", aseguró el funcionario, en una entrevista concedida a El Cronista, luego de anunciar el viernes, junto con el subsecretario de Vivienda, Iván Kerr, la estrategia que está llevando a cabo el ministerio para ir reduciendo el alto déficit habitacional que existe en la Argentina.

-¿El alto nivel de ejecución presupuestaria incluye viviendas?
-Sí. Por supuesto que las obras de aguas y cloacas son las más veloces porque Aysa tiene una agilidad de contratación diferente. En vivienda también estamos ejecutando bien, con los problemas que tenemos de que a veces las provincias no utilizan los fondos para ese fin. Pero estamos trabajando para aumentar los controles de las transferencias que hacemos a las distintas jurisdicciones para evitar que vayan a gastos corrientes.

-¿Cuántas viviendas se están ejecutando?
-Estamos ejecutando 77.000 viviendas sociales para los segmentos más vulnerables. Además, 23.000 viviendas en el Plan Procrear. Y por otra parte hemos lanzado este acuerdo en donde el sector privado se compromete a construir 100.000 viviendas en el lapso de un año para las clases medias. Por otra parte, estamos explorando otras fuentes de financiamiento como los créditos chinos y de otros países para acelerar este proceso y empezar a cerrar la brecha existente entre oferta y demanda que es muy grande.

-¿Cuántos fondos podrían provenir de China y para cuántas viviendas?
-Estamos pensando en un primer tramo de u$s 500 millones, que permitiría fabricar unas 7000 viviendas del Procrear. De todos modos, habrá una licitación internacional en la que se podrán presentar empresas de todo el mundo. Si ganase una firma china, el acuerdo es que la mano de obra debe ser local y que las empresas argentinas deben aportar, como mínimo, la mitad de los insumos. Lo que pondría la empresa china son las estructuras de paneles. Son sistemas industrializados de viviendas.

-Si la ejecución llega al 33%, ¿a qué se deben las quejas de los privados de que el ritmo de licitaciones de las obras aún es lento?
-Las licitaciones son más lentas en la Administración Central. Sabemos que los tiempos a veces no son los deseados, pero que el Estado contrate sigue siendo una maquinaria pesada de mover. Estamos trabajando en procesos internos para poder reducir esos tiempos, que de todos modos son mucho más veloces que cuando empezamos.

-¿Cuándo considera que se va a recuperar el empleo en la construcción?
-Este sector fue el más castigado a partir de algunas decisiones que tomó el gobierno anterior en la última parte de su mandato, que frenó la obra pública. Parte de los problemas que tuvimos en el primer semestre del año pasado fue poner en marcha todo un sistema que estaba parado. En total, se perdieron 60.000 puestos de trabajo. A partir de junio de 2016, el empleo en la construcción volvió a crecer y ahora, con este impacto fuerte de ejecución de obra pública, que se replica también en transporte y energía, hemos ya recuperado lo que se perdió en nuestro Gobierno (20.000). Y según nuestras estimaciones, el primer trimestre del año fue muy bueno en materia de empleo en el sector. Hacia mitad de año creemos que vamos a haber recuperado todos los puestos perdidos.

-¿Es básicamente por obra pública?
-Del total de la construcción, el 25% es pública y el 75%, privada. De lo que hagamos nosotros, impacta en un cuarto de toda la historia. Si no atacamos la otra parte, va a estar muy complicado recuperar niveles de empleo y de actividad y empezar a cerrar todas estas brechas. Justamente por eso es que firmamos el acuerdo con el sector privado.

-¿Qué se definió en la primera reunión de seguimiento del acuerdo?
-Estuvieron representantes de la Ciudad y de la Provincia para contar que ya enviaron los proyectos a sus legislaturas para rebajar ingresos brutos y que las cuotas de los créditos hipotecarios sean más bajas. Seguramente va a haber otras provincias que nos van a seguir. Pero todavía no podemos dar precisiones. Además, el acuerdo de la baja del 14% en el precio de aluminio va en ese sentido de bajar los costos. Y vamos a trabajar para las que pymes constructoras, que son las que dan empleo, puedan acceder a los beneficios de la Ley Pyme.

-¿Creen que habrá demanda?
-Según datos del Banco Central, si se anualiza el flujo de crédito hipotecario del primer trimestre del año, ya estamos en el mejor nivel de crédito hipotecario del kirchnerismo. Estamos igualmente a la mitad de lo que fue en los ‘90, pero creemos que se llegará a eso si volvemos a anualizar en el último trimestre del año. De todos modos, serán 6 ó 7 puntos del PBI, contra 70% de Chile y 40% de Brasil. Todavía nos falta muchísimo. Pero nosotros creemos que va a haber demanda y la demanda va a crear oferta también. No queremos estimular la compra solo de lo ya construido porque eso va a hacer que los precios suban y se genere una burbuja. Por eso estimulamos también mucho la oferta de vivienda.

-¿Qué cambios están pensando para el proyecto de ley de alquileres que tiene media sanción en el Senado?
-En realidad, los que van a motorizar los cambios van a ser los diputados de nuestro bloque en la cámara. Pero una de las ideas es estimular el alquiler social. Hoy es un mercado para los trabajadores formales, para los que tienen posibilidad de acceder a garantías. Tenemos que establecer un mecanismo para que sea el propio Estado el que garantice que el alquiler se va a pagar para que el dueño lo alquile a un trabajador informal.