Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Declaran alerta sanitario en todo el país por la presencia en Brasil de una plaga que ataca a abejas

La Resolución 302/2016 del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, publicada en el Boletín Oficial, dispone un "control sanitario reforzado" en las zonas consideradas de "mayor riesgo".

El Gobierno nacional declaró hoy el Alerta Sanitario en todo el país debido a la presencia en Brasil de "focos de Aethina tumida", un parásito conocido como el "escarabajo de las colmenas", que afecta a las abejas y genera un ‘alto riesgo de impacto sobre el sector apícola.

La Resolución 302/2016 del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, publicada en el Boletín Oficial, dispone un "control sanitario reforzado" en las zonas consideradas de "mayor riesgo", delimitadas en las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y Entre Ríos, territorios que limitan o tienen cercanía con Brasil, Uruguay y Paraguay.

En ese sentido, se prohíbe "el ingreso al país de cualquier mercadería o fómite en la cual se detecte o se sospeche de la presencia de ejemplares compatibles con Aethina tumida".

También queda prohibido "el ingreso de todo vehículo de transporte que traslade material apícola vivo, productos apícolas u otra mercancía que pueda ser causante de diseminación de esta plaga, como frutas o empaques que las hubieran contenido sin tratamiento previo", entre otras cosas.

La Aethina tumida, también conocido como "pequeño escarabajo de la colmena", es un parásito originario de las regiones tropicales y subtropicales situadas a sur del Sahara Africano, que fue descubierto a finales del siglo XIX.

Si bien no provoca daños a la salud humana, fundamentalmente las larvas causan un gran perjuicio, ya que se alimentan directamente de la miel, el polen y de las crías de las abejas.

Argentina es uno de los principales países productores de productos derivados de la miel, y según datos del Ministerio de Agroindustria, en el primer cuatrimestre del año las exportaciones crecieron el 31,6%.