Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Debate sobre el "socialismo" y el "liberalismo" macrista

A pesar de tener lecturas económicas diferentes, Matías Tombolini y Javier Milei coincidieron en algo en El Cronista TV: existe en el equipo económico del actual presidente Mauricio Macri dos improntas diferentes y contrapuestas. Mientras que el Banco Central, comandado por Federico Sturzenegger toma decisiones de corte liberal respecto de la política monetaria, el Ministerio de Economía, a cargo de Alfonso Prat-Gay, sigue los postulados del keynesianismo y sostiene el déficit fiscal para aplicar un ‘gradualismo‘ en el ajuste de las principales variables económicas.
"El Gobierno no es ni chicha ni limonada. El BCRA lleva adelante una política liberal y, en términos fiscales, aparece una contracara con un estado que mantiene el gasto al tiempo que reduce la recaudación y un déficit que se sostiene", analizó primero Tombolini.
A su turno Milei expresó que desde su visión, "Macri es un gobierno de corte socialista". "Entre shock y gradualismo, el liberal quiere el hachazo. No es el caso del gobierno de Macri, que decidió poner de ministro de Economía a Prat-Gay, que se define keynesiano", disparó, picante, el economista libertario. Otro de los puntos en común entre ambos economistas fue la necesidad de debatir qué tamaño del Estado quieren los argentinos, ya que esto define el nivel de gasto público que debe ser financiado por la recaudación.
"Lo importante es entender el rumbo político respecto del tamaño del Estado y a dónde se para en el perfil que quiere hacia adelante para el país", señaló Tombolini.
En otro tramo de la entrevista, Tombolini vaticinó que la "esperanza" del Gobierno de Macri está puesta en el blanqueo de capitales. "La apuesta del Gobierno tiene nombre y apellido: se llama "Juan Carlos Blanqueo", vaticinó.
En línea con lo que plantea desde su columna publicada por este diario, Milei enfocó, a su turno, todas las miradas hacia la competitividad de la Argentina, a la que desligó del tipo de cambio.
"La discusión de la competitividad está mal enfocada, porque todo hace foco sobre el tipo de cambio. Competitividad es que ganes plata. Para ganar, hay distintos factores: doméstico y externo", aseguró, y luego remarcó: "Al dólar lo querés usar para bajar los salarios. El problema no son los trabajadores, el problema es el fisco y la tasa de interés. Querer corregirlo por esa vía no es potable".
En relación a la tasa de inflación, otra vez hubo coincidencias: bajará en el segundo semestre.
"La inflación va a bajar, pero porque venimos de abril con una inflación de lo que van a tener todos nuestros vecinos para todo el año", indicó Tombolini.
Milei, respecto de este punto, se mostró "optimista" para el segundo semestre, y elogió especialmente al presidente del Banco Central, a quien consideró el mejor funcionario del Gobierno nacional, debido a su manejo de la política monetaria.
"El apretón monetario que está haciendo Sturzenegger no tiene parangón en la historia: ha caído más del 20% y a eso le tenés que sumar que limpió 15 mil millones vía devaluación, subió la tasa de inflación, y bajó la emisión al 25%", dijo.